Sionismo

enero 16, 2009

“Sería una ironía trágica si el Estado judío, que pretendía solucionar el problema del antisemitismo, se convirtiese en un factor del aumento del antisemitismo. Los israelíes deben ser conscientes de que el precio de su mala conducta no lo pagan solamente ellos, sino también los judíos de todo el mundo.”

Yehoshafat Harkabi, ex director del Servicio de Inteligencia de Israel

Ben Gurion

Hay quien dice que el nacimiento del Estado de Israel, en 1948, propició el renacimiento del antisemitismo. Se dice que la tradición del antisemitismo, ese oscuro fantasma nacido del dogma católico de “los judíos mataron a Cristo” y que llevó a los europeos a verlos como responsables de todos los males a través de la Historia, podría haber quedado sepultado e incluso muerto tras los horrores del Holocausto nazi.

Pero eso nunca ocurrió. El Holocausto sirvió para dar alas al sionismo y materializar una utopía que de otro modo quizá nunca se hubiera cumplido: la creación de una patria judía en pleno mundo árabe. Las principales potencias, en primer lugar Gran Bretaña y luego USA, permitieron que el sionismo se saliese con la suya, como dijo Balfour, “con razón o sin ella”

Lo primero es diferenciar claramente judaísmo y sionismo. El conocimiento de la diferencia entre ambos términos es la clave para comprender por qué es perfectamente posible ser antisionista sin ser de ninguna manera antisemita. Para comprender que la falsa acusación de antisemitismo es el chantaje que utiliza el sionismo con la excusa del Holocausto para silenciar cualquier crítica contra Israel. Para entender por qué es erróneo culpar a todos judíos de los crímenes de unos pocos.

El judaísmo es una religión de judíos (no de “los judíos”, porque no todos los judíos son religiosos) y se centra en una serie de principios éticos y valores morales. Es la más antigua de las tres “religiones del libro” (judaísmo, cristianismo e islam) y la menor en número de fieles.

El sionismo es una ideología laica y colonialista que en 1948, haciendo uso principalmente del terrorismo y la limpieza étnica, creó un Estado para algunos judíos en el interior del mundo árabe. Aplicado en la práctica, el sionismo se ha convertido en una burla los principios éticos y los valores morales del judaísmo, principios y valores que en realidad desprecia. Por dicha razón, los judíos más religiosos (o ultraortodoxos) dicen que “el sionismo está destruyendo el judaísmo”.

Judios ultraortodoxos marchan junto a palestinos en Jerusalén

Judíos ultraortodoxos marchan junto a palestinos en Jerusalén

El antisemitismo está en auge. Un número creciente de gentiles de clase media y alta empiezan a mostrar a puerta cerrada su antipatía hacia los judíos, culpándoles de los problemas del mundo y acusándoles de mover los hilos tras la cortina. Y esa antipatía ha aumentado debido a la arrogancia de poder de Israel y a la correcta percepción de Israel como el opresor. Y cuanto más aparente resulte que Israel es el obstáculo para la paz que la mayoría de los palestinos y otros árabes y musulmanes pudiesen aceptar, más crecerá esta antipatía, con el peligro real de que estalle y se manifieste como antisemitismo violento.

Israel, el retoño del sionismo, se ha convertido en su peor enemigo y en una amenaza no sólo para la paz de la región y el mundo, sino también para los intereses de los judíos de cualquier parte y para la integridad moral del judaísmo. Es razonable decir que los judíos del mundo tienen un dilema, reafirmar o ratificar su compromiso con el judaísmo y renunciar al sionismo, o reafirmar su compromiso con el sionismo y renunciar a judaísmo.

Israel no es hija de las víctimas del Holocausto. Tampoco es hija del judaísmo. Israel no es ni más ni menos que el cáncer que poco a poco se extiende, amenazando a los judíos de todo el mundo con la metástasis y la destrucción.

Basado en un artículo de Alan Hart

Relacionados:

Falsos mitos sobre el conflicto en Palestina

El cuento del sionismo y la invención del pueblo judío

Falsos mitos sobre el conflicto en Palestina

enero 16, 2009

La historia del conflicto en Palestina está plagada de falsos mitos, de sinsentidos creados por la propaganda sionista. La versión inicial de esa historia se centra en tres falsos mitos:

1. A Israel se le concedió legitimidad mediante la resolución 181 de Naciones Unidas que establecía la partición. Lo cual no tiene sentido porque sin el consentimiento de la mayoría del pueblo palestino la ONU no tenía derecho a decidir la partición de Palestina ni a asignar cualquier parte de su territorio a una minoría de inmigrantes extranjeros.

A pesar de eso, con un margen mínimo y con la votación amañada, la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución para dividir Palestina y crear un Estado árabe y otro judío. Pero la resolución de la Asamblea General no podía tener efecto a menos que lo aprobara el Consejo de Seguridad. Y la propuesta de división nunca llegó al Consejo de Seguridad para su estudio, porque EE.UU. sabía que, si se aprobaba, sólo podría ser puesta en práctica mediante la fuerza.

Por ello, el plan de partición nunca adquirió validez, y qué hacer con Palestina volvió a debatirse en la Asamblea General. Pero mientras la Asamblea General debatía, Israel declaró de manera unilateral su derecho a la existencia, desafiando a la comunidad internacional.

2. Israel ha vivido en peligro constante de aniquilación, de que lo “arrojen al mar”. La verdad histórica es que la existencia de Israel nunca ha estado en peligro. No lo estuvo en 1948/49. Tampoco en 1967. Y ni siquiera en 1973. La afirmación sionista de lo contrario fue la tapadera que permitió que Israel se saliese con la suya donde más importaba, en EE.UU. y en Europa, al presentar su agresión como defensa propia y a sí mismo como la víctima, cuándo lo que fue, y sigue siendo, es el opresor.

Yasser Arafat3. No ha habido ningún personaje palestino dispuesto a negociar la paz. La verdad histórica es que Yasser Arafat sí preparó el terreno en el lado palestino para alcanzar la paz, y lo hizo en 1979, hace casi treinta años. En 1979, Arafat convenció al Consejo Nacional Palestino para que apoyara su política y el hasta entonces inimaginable acuerdo con Israel (la aceptación de Israel en el interior en sus fronteras anteriores a 1967 exigía que los palestinos renunciasen a reclamar el 78% de su territorio).

El problema fue que Arafat no tuvo enfrente un interlocutor israelí por la paz, porque el sionismo no ha estado nunca, y sigue sin estarlo, interesado en la paz en ninguno de los términos que los palestinos pudieran aceptar. Es cierto que en 1993 Arafat (quizá) tuvo un interlocutor israelí por la paz encarnado en Yitzhak Rabin, asesinado por un sionista radical antes de que las negociaciones llegaran a algo.

Los sucesores de Rabin olvidaron la paz y se centraron en demonizar a los palestinos. Es falso que Barak le ofreció a Arafat el 95% de todo lo que había dicho que quería. Es muy probable que los israelíes envenenaran a Arafat. Pero a pesar de eso, y de que Abbas sea una marioneta israeloestadounidense, podemos estar seguros de una cosa: con o sin un líder títere, el pueblo palestino no aceptará nunca las migajas de la mesa sionista en forma de dos o tres bantustanes a los que pudieran llamar Estado.

Niño palestino contra tanque israeli

La verdad fue que el Estado sionista, creado fundamentalmente como consecuencia del terrorismo sionista y de la limpieza étnica, no tenía derecho a existir ni lo tiene a menos.a menos que sea reconocido por aquellos que fueron desposeídos de su territorio y de sus derechos. Según el Derecho Internacional, únicamente los palestinos podrían dar a Israel la legitimidad que reclama. Y esa legitimidad es lo único que los sionistas no pueden arrancarles por la fuerza.

La pregunta que deben contestar todos los que exigen que Hamás reconozca a Israel es ésta: ¿Cuál es el Israel que debe reconocerse, el de las fronteras anteriores a la guerra de 1967  o un Israel más grande que día tras día usurpa más y más territorio?

Porque la posición real de Hamás es evidente. Si mañana Israel demostrase que está listo para negociar una paz basada en una verdadera solución de dos Estados, uno que devolvería a Israel a sus fronteras anteriores a 1967, con Jerusalén como ciudad abierta y capital de los dos Estados, Hamás sería el primero en sentarse a negociar.

Pero la realidad es que la solución de los dos Estados ya está muerta, asesinada por los asentamientos que Israel ha creado y sigue creando en Cisjordania, en claro desafío de las resoluciones de la ONU, la legislación internacional e incluso del gobierno de Bush.

La estrategia sionista para una solución final al problema palestino no deja ahora lugar a la imaginación. Los dirigentes de Israel y quienes los apoyan en EE.UU. aún creen que con el uso de la fuerza bruta y reduciendo a los palestinos a la más abyecta pobreza quebrarán su voluntad de continuar la lucha por sus derechos. La idea es que,  absolutamente desesperados, los palestinos estarán dispuestos a aceptar las sobras o, mejor aún, abandonarán su tierra y buscarán una nueva vida en otros países.

Israel asesino

Basado en un artículo de Alan Hart

La Historia

enero 16, 2009

Te contaré una historia.

Una historia que vivió en los

sueños de la gente.

Una historia que salió del

mundo de las tiendas de campaña

hecha por el hambre,

y decorada por las

noches oscuras en mi país.

Y mi país es un puñado

de refugiados.

Cada veinte de ellos

tienen una libra de harina

y promesas de alivio,

regalos y paquetes.

Es la historia del sufrimiento

de un colectivo

que aguantó el hambre

durante diez años

entre desgarros y agonía,

entre privación y añoranza.

Es la historia de un pueblo

que fue engañado,

que fue arrojado

en los laberintos de los años.

Pero ellos desafiaron

y aguantaron

desnudos y unidos.

Y encendieron,

desde los campos de refugiados,

la revolución del regreso

desde el mundo de la oscuridad.


Kamal Nasir

Kamal Nasir, poeta palestino, nació en una Gaza libre en 1925. Trabajó como profesor y periodista a la vez que desarrollaba un importante papel como activista político. Fue encarcelado en varias ocasiones por la publicación de artículos y poemas revolucionarios. En 1967 fue exiliado de su patria por las fuerzas de ocupación israelíes, y poco después se unió a la OLP y fue elegido miembro de su ejecutivo. Se desempeñó como su portavoz y como editor de la revista Filastin Ath-Thawra (La Revolución Palestina). Conocido como  “La conciencia” debido a su integridad, fue asesinado en Beirut el 10 de abril de 1973, en una incursión israelí dirigida por el actual ministro de Defensa Ehud Barak.

Mil muertos en Gaza

enero 15, 2009
EFE)

Un anciano palestino en el cementerio de Sheik Radwan, dañado en los ataques israelíes sobre la ciudad de Gaza. (Foto: EFE)

Anoche Ali Barake, portavoz de Hamas en Siria, confirmó que su organización acepta el plan egipcio de alto el fuego siempre y cuando Turquía sea el garante y se desplieguen observadores internacionales para supervisar el acuerdo. En rueda de prensa en el Cairo, Salah al Bardawil reiteró las condiciones de Hamás firmando que no aceptará ningún pacto que no incluya esos puntos.

Los puntos del acuerdo serían una tregua de tres días, la retirada total de las tropas israelíes en 48 horas, el despliegue de observadores internacionales y una nueva tregua de un año durante la cual los pasos fronterizos de Gaza estarán abiertos. Sin embargo, el dirigente de Hamás en el Líbano, Osama Hamdan, negó que se haya aceptado el plan egipcio.

El anuncio de un posible alto el fuego se produce el mismo día en que las tropas de ocupación israelíes han logrado romper la feroz resistencia palestina en Hay al-Zaytoun, barrio al este de Ciudad de Gaza,y tomar algunos barrios de la capital de la Franja. El primer ministro israelí, Ehud Olmert, ha considerado que se encuentra cada vez más cerca de los objetivos que se ha marcado en su “ofensiva”.

Al norte, Hezbolá y el ejército libanés han entrado en estado de alerta tras el despliegue de unidades militares israelíes a lo largo de la frontera con Líbano, en medio de la creciente preocupación de que el asalto a Gaza sea el comienzo de una guerra frontal múltiple. El diario libanés As-Safir informó que el sur de Líbano ha sido testigo de la acumulación de vehículos blindados israelíes, tanques, buques militares y helicópteros Apache.

Mientras, la situación humanitaria empeora aún más en Gaza. The Lancet, la revista médica más importante del mundo, ha denunciado la gravísima crisis hospitalaria que sufre Gaza, donde incluso se están teniendo que abrir antiguas tumbas para enterrar a los muertos.

Se ha confirmado el uso de fósforo blanco por parte del ejército israelí, un arma incendiaria que provoca ceguera, contamina órganos vitales y cuyas quemaduras pueden llegar hasta el hueso. En Gaza, decenas de heridos presentan quemaduras ante las cuales los médicos se sienten “conmocionados”.

Quemaduras por fósforo blanco en Iraq, donde EE.UU. también lo utiliza

Quemaduras por fósforo blanco en Iraq, donde EE.UU. también lo utiliza

Aunque Israel lo niega, las ONG en la zona no tienen ninguna duda de que su uso es masivo. “Estamos seguros al 100% de que el ejército israelí emplea fósforo blanco”, afirmó Marc Garlasco, experto en asuntos militares de HRW. El uso de fósforo blanco sobre ciudades densamente pobladas está estrictamente prohibido por las convenciones internacionales. Y Gaza acumula 1,5 millones de personas en apenas 150 kilómetros cuadrados.

Más de mil muertos y casi 5.000 heridos, quizá con daños irreparables. Un campo de concentración que hace 19 días se convirtió en campo de exterminio. Un genocidio que recuerda los momentos más oscuros de la Segunda Guerra Mundial. Un Estado hebreo actuando sobre los principios de la Alemania Nazi, sin nada que lo detenga hasta alcanzar el Gran Israel y quizá también la Solución Final al problema palestino.

Público/El MundoMT/CS/HGH/MSH/DT/IRAN PRESS y elaboración propia

Tropas israelíes disparan a mansalva contra palestinos con banderas blancas

Bolivia rompe relaciones con Israel

enero 15, 2009

YVKE / ABN

Ayer día 14, la República de Bolivia rompió oficialmente relaciones diplomáticas con Israel como muestra de condena a los ataques desmesurados del ejército hebreo a la población de la franja de Gaza. Así lo anunció Evo Morales en un breve comunicado, uniéndose a la iniciativa de Chávez (que también ayer rompió relaciones con el gobierno de Olmert). Los ataques israelíes en la franja de Gaza han dejado ya más de mil palestinos muertos.

En la comparecencia ante la prensa realizada en el Palacio Quemado (sede del poder Ejecutivo), el presidente Morales solicitó también le fuera retirado el premio Nobel de la Paz a Shimon Peres, actual presidente del Estado hebreo.

_________________________________________________________

Vídeo con las declaraciones completas, obtenido en la página del Gobierno boliviano en Youtube:

El premio a la dignidad

enero 15, 2009

Hugo Chávez fue el primer presidente que tomó medidas diplomáticas contra el Estado terrorista de Israel tras el inicio de la masacre genocida. Mientras los grandes líderes “democráticos” y “civilizados” miraban hacia otro lado para no ver a los niños muertos de Gaza, Venezuela condenó la actuación sionista y expulsó al embajador israelí como acto de protesta.

Para muchos, el reconocimiento a este valiente acto significará tan poco con el acto en si mismo. Pero ser aclamado por los desheredados de la tierra vale mucho más que el reconocimiento de Occidente, de los grandes señores de la Casa Blanca, de los premios Nobel o de los grandilocuentes expertos en Relaciones Internacionales.

Hoy, Chávez es un héroe de la Nación Palestina, un líder de un país lejano que ha alargado la mano para decirles que no están tan solos. Hoy, los enemigos del imperialismo genocida están más unidos y decididos que nunca.

Chávez Palestina

Chávez Palestina

Chávez Palestina

El Gueto de Varsovia, hoy

enero 12, 2009

Los abajo firmantes somos todos de origen judío. El ver los cuerpos muertos y sangrantes de niños pequeños, los cortes de agua, electricidad y comida, nos trae a la memoria el asedio del Gueto de Varsovia. Cuando Dov Weisglass, un consejero del primer ministro israelí Ehud Olmert, hablaba de poner a los habitantes de Gaza «a dieta» y el viceministro de defense, Matan Vilnai, amenazó a los palestinos con «un mayor shoah » (holocausto), nos hace acordarnos del Gobernador General Hans Frank en la Polonia ocupada por los nazis, quien hablaba de «muerte por hambre».

La verdadera razón del ataque a Gaza es que Israel sólo está dispuesto a relacionarse con Quislings palestinos [N. del T.: Vidkun Quisling fue un político noruego colaboracionista con los nazis]. El principal crimen de Hamás no es terrorismo, sino su negativa a aceptar convertise en una marioneta en manos del regimen de ocupación israelí en Palestina.

La decisión del mes pasado del Consejo Europeo de mejorar las relaciones con Israel, sin ninguna condición específica relativa a los derechos humanos, ha alentado aún más la agresión israelí. La hora de aplacar Israel hace tiempo que pasó. Como primer paso, Gran Bretaña debe retirar al embajador británico en Israel y, como con la Sudáfrica del Apartheid, emprender un programa de boicot, desinversión y sanciones.

Ben Birnberg, Prof Haim Bresheeth, Deborah Fink, Bella Freud, Tony Greenstein, Abe Hayeem, Prof Adah Kay, Yehudit Keshet, Dr Les Levidow, Prof Yosefa Loshitzky, Prof Moshe Machover, Miriam Margolyes, Prof Jonathan Rosenhead y 65 más.

Publicado en el diario The Guardian el 10 de enero de 2009.

El Holocausto de Gaza en imágenes

enero 10, 2009

AVISO: Las siguientes imágenes pueden herir la sensibilidad de todos aquellos cobardes habituados a mirar hacia otro lado mientras Israel extermina al pueblo palestino, llevando a cabo su propia solución final

Bomberos palestinos tras un ataque israeli en Gaza

Bomberos palestinos intentan apagar un fuego tras un bombardeo isrealí en Rafah, al sur de Gaza (Hatem Omar/MaanImages).

Mezquita de Gaza tras un ataque israeli

La mezquita Hoda, en Seikh Redwan, destruida por misiles israelíes.

Mujer junto a los restos de su casa en Gaza

Una mujer reúne lo poco que pudo salvar tras la destrucción de su casa en el poblado de Rafah.  REUTERS

Recogida de cadáveres tras un ataque israeli en Gaza

Recogida de cadáveres tras un ataque israelí.

Masacre de Gaza

Masacre de Gaza

Masacre en Gaza

Masacre de Gaza

Masacre de Gaza

Masacre de Gaza

Masacre de Gaza

Masacre de Gaza

Niño de dos años disparado en la cabeza por un soldado israeli

Niño de dos años disparado en la cabeza por un soldado israelí

Masacre de Gaza

Masacre de Gaza

Masacre de GazaLos ojos de esta niña preguntan hasta cuando va a esperar la gente de Occidente, “hogar de la libertad y  la justicia”, para pararle los pies a los asesinos de Israel. La gente se pregunta como pudieron hacer los soldados nazis lo que hicieron, gente común gaseando inocentes. Ahora la situación se repite en un pequeño territorio con una de las mayores poblaciones del planeta, atacada sin descanso por un Estado con valores muy similares a los del Tercer Reich, y nadie se plantea nada. ¿Hasta cuando vais a esperar?, nos preguntan los niños de Gaza.

Israel genocidaLos Estados enfermos no deben defenderse, sino que deben desaparecer antes de que el cáncer alcance la metástasis. Y es el deber de todos los ciudadanos del mundo actuar y exigir que así sea.

Viva Palestina Libre

_________________________________________________________________

Todas las fotografías, excepto la última y aquellas en las que se especifica lo contrario, pertenecen al flickr de anwarhit.

Más información

Israel’s fabricated rocket crisis

12 reglas para la redacción de noticias sobre Oriente Próximo

enero 7, 2009

1) En Oriente Próximo son siempre los árabes quienes atacan primero, y siempre es Israel quien se defiende. Esa defensa se llama “represalia”.

2) Ni árabes, ni palestinos ni libaneses tienen derecho a matar civiles. A eso se le llama “terrorismo”.

3) Israel tiene derecho a matar civiles. Eso se llama “legítima defensa”.

4) Cuando Israel mata civiles en masa, las potencias occidentales piden que lo haga con mayor comedimiento. Eso se llama “reacción de la comunidad internacional”.

5) Ni palestinos ni libaneses tienen derecho a capturar soldados israelíes dentro de instalaciones militares con centinelas y puestos de combate. A eso hay que llamarlo “secuestro de personas indefensas”.

6) Israel tiene derecho a secuestrar a cualquiera hora y en cualquier lugar a cuantos palestinos y libaneses se le antoje. Su cifra actual ronda los 10 mil, 300 de los cuales son niños y mil, mujeres. No se precisa prueba alguna de culpabilidad. Israel tiene derecho a mantener secuestrados presos indefinidamente, ya sean autoridades democráticamente elegidas por los palestinos. A eso se le llama “encarcelamiento de terroristas”.

7) Cuando se menciona la palabra “Hezbollah”, es obligatorio añadir en la misma frase “apoyados y financiados por Siria y por Irán”.

8.) Cuando se menciona “Israel”, está terminantemente prohibido añadir: “apoyados y financiados por los EEUU”. Eso podría dar la impresión de que el conflicto es desigual y de que la existencia de Israel no corre peligro.

9) En informaciones sobre Israel, hay que evitar siempre que aparezcan las siguientes locuciones: “Territorios ocupados”, “Resoluciones de la ONU”, “Violaciones de los Derechos Humanos” y “Convención de Ginebra”.

10) Los palestinos, lo mismo que los libaneses, son siempre “cobardes” que se esconden entre una población civil que “no los quiere”. Si duermen en casa con sus familias, eso tiene un nombre: “cobardía”. Israel tiene derecho a aniquilar con bombas y misiles los barrios donde duermen. A eso se le llama “acción quirúrgica de alta precisión”.

11) Los israelíes hablan mejor inglés, francés, castellano o portugués que los árabes. Por eso merecen ser entrevistados con mayor frecuencia y tener más oportunidades que los árabes para explicar al gran público las presentes reglas de redacción (de la 1 a la 10). A eso se le llama “neutralidad periodística”.

12) Todas las personas que no están de acuerdo con las sobredichas reglas, son, y así debe hacerse constar, “terroristas antisemitas de alta peligrosidad”.

Comentado por Con el permiso del autor en una noticia de Público

¿Alto el fuego?

enero 7, 2009

Tras casi 700 muertos, Israel ha anunciado lo que los medios y la comunidad internacional han llamado un “alto el fuego“. Durante tres horas al día, la maquinaria genocida israelí detendrá sus ataques para permitir la entrada de ayuda humanitaria.

“El ministro Olmert anunció al mundo que el ejército de Israel no matará palestinos durante 3 horas por día, debido a los humanitarios esfuerzos de los presidentes Sarkozy, de Francia, y Mubarak, de Egipto”. “La idea es que los militares israelíes dejen sus armas cada día durante tres horas, de las 13 horas hata las 16 horas, empezando por hoy, en la ciudad de Gaza”, dijeron fuentes militares. Sin embargo, la continuidad de esta medida se estudiará día a día en función de la situación, tal y como precisó el organismo del Ministerio de Defensa que coordina la invasión de Gaza. Todo ello gracias a los loables esfuerzos de Sarkozy, amigo cercano de los sionistas, y de Mubarak, el egipcio que cierra el paso de Rafah.

¿Debemos agradecer a Israel este gesto generoso, esta humanitaria pausa en su batalla (defensiva) contra el peligroso y despiadado terrorismo de Hamas? Eso es lo que nos están diciendo en la tele, olvidando contar que el Estado sionista exigió que los medios trataran la información sobre Gaza como una guerra entre la organización terrorista Hamas y el ejército regular del Estado de Israel, y no como una invasión israelí.

Olmert genocidio Gaza, Vergara

Casi 700 muertos, que se dice pronto, y la única reacción internacional digna ha sido la del (también maligno) Presidente Chávez, que ha condenado enérgicamente la masacre y ha expulsado al embajador israelí de Venezuela. Porque, a pesar de la hipocresía, los dobles raseros y la retórica vacía, aún quedan reductos de moral y dignidad en este mundo. Mientras que han enmudecido todos aquellos que hablan de Cambio, Democracia, Justicia, Libertad, Paz mundial y Alianzas de Civilizaciones, el perverso “dictador” venezolano ha hecho lo que cualquier gobierno mínimamente moral debería haber hecho. Lo que gritaron en vano todos los ciudadanos que han tomado las calles del mundo desde el inicio del genocidio en Gaza.

Porque mientras Israel sigue sin pausa con un plan cuyo fin evidente es acabar con los palestinos de Gaza u obligarlos al exilio para poder entregar la Franja a la corrupta Fatah, vendida al enemigo, los dirigentes del mundo miran hacia otro lado, siempre obedientes y dispuestos a justificar las atrocidades del enemigo.

Setecientos muertos por votar libremente en unas elecciones, setecientos muertos por querer ser libres, setecientos muertos por intentar sobrevivir en la tierra de sus antepasados. Setecientos muertos.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.