Justicia made in USA

Sadam horca“No tenía miedo y no se resistió”. Así murió, hace un año, Saddam Hussein, con la cara descubierta y el Corán en la mano. Sin dudar, subió por sí mismo a la plataforma de la horca, y parecía totalmente indiferente cuando le colocaron la soga al cuello. Pidiendo a sus verdugos que no tuvieran miedo.

Así murió el líder que quiso ser el estandarte del Islam, el presidente que lo perdió todo por malinterpretar a una diplomática estadounidense, el dictador que gaseó a su pueblo, el hombre que al comparecer por primera vez ante un tribunal que le había condenado antes de juzgarle respondió al juez: “Soy Saddam Hussein, presidente de Iraq. ¿Tú quién eres?”.

Murió en un antro oscuro, en algún rincón de la Línea Verde de Bagdad un sábado a las seis de la mañana, rodeado de encapuchados que tras quitarle la vida bailaron alrededor de su cuerpo. Como si no fuera una ejecución aprobada por un tribunal, como si no fuera la conclusión de un proceso judicial. Como si fuera un asesinato. Un asesinato que no fue solo una infamia moral sino un error político garrafal. La desaparición de Saddam no llevó a Iraq nada más que más muerte, y convirtió al dictador en mártir y a su asesinato en un icono de la opresión estadounidense.

Saddam ahorcadoLas cosas se podrían haber hecho de otra forma. Quizá se le hubiera podido juzgar limpiamente, con jueces honestos, jurados con plenos poderes, abogados defensores que no murieran misteriosamente… Lo que suele haber en los juicios justos. Quizá se le podría haber condenado a cadena perpetua si no se hubiera retocado la Constitución para poder asesinarle con todas las de la ley. Quizá se le hubiera podido castigar de una forma que no fuera vergonzosa.

Pero la gran pregunta es: ¿por qué Al Maliki ratificó la sentencia? Me imagino que sabía lo que iba a pasar después. Al fin y al cabo, democráticamente o no, es el presidente del país. La respuesta es evidente. La muerte del “carnicero de Bagdad”, nefasta para Iraq, era una buena baza para Bush. Para que pareciera que obtenía algún éxito en su guerra quimérica.

¿Para que sirvió esa broma macabra que pareció la ejecución de Saddam, asesinado por los rivales políticos que se le escaparon, a la sombra de un país que le proporcionó todo lo necesario para cometer sus crímenes contra la Humanidad y con la firma inconfundible de quien acabó con más personas en la silla eléctrica cuando era gobernador de Texas que el “demonio iraquí” en Duyail? Para frenar la caída en picado de la popularidad de Bush y dar una oportunidad a los republicanos en unas elecciones que se les presentaban muy cuesta arriba. Y, sobre todo, para callar para siempre a uno de los principales aliados de Estados Unidos durante los años ochenta. Por algo no lo juzgaron en La Haya, como a Milosevic.

En cuanto a Iraq, solo trajo más muerte y desolación, y más motivos para la guerra civil. Pero eso no le importaba a nadie en Estados Unidos. No mientras se consiguieran votos. Para algunos en eso consiste la democracia. Avergüénzate Occidente, porque solo ves la paja en el ojo ajeno.

__________________________________________________________

La extraña historia de los Estados Unidos y Saddam Hussein

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

2 comentarios to “Justicia made in USA”

  1. JC Says:

    Aparte de la hipocresía suprema de castigar a alguien por algo en lo que los verdugos colaboraron activamente, se convirtió a Sadam Husein en una especie de martir del Islam. Y eso no es nada bueno para la situación en Oriente Próximo. Pero aún así Sadam cometió crímenes horribles, asesinó a familias enteras con mujeres y niños incluidos. Estoy de acuerdo en que las formas y los ejecutores no fueron los adecuados. Pero merecía morir una y mil veces.

  2. Miquel Says:

    Hay formas y formas. Quizá también los terroristas de ETA asesinados por los GAL merecieran morir. Pero como se los mató fue vergonzoso y muy poco propio de un país que se considera democrático.

    Además, estoy totalmente opuesto a la pena de muerte, que no existía en el Irak de Sadam pero que EEUU se encargó de importar rápidamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: