La playa sigue bajo los adoquines

El fantasma de mayo del 68 recorre Europa. Se cumplen cuarenta años desde aquella primera generación de jóvenes rebeldes, calificados como héroes por algunos y como niñatos burgueses por otros. Hace casi un año escribí en este blog sobre el los móviles y el desarrollo del mayo francés (Mayo del 68, o cómo una revolución se quedó en nada). Ahora toca hablar sobre las consecuencias. ¿Significó algo el 68, realmente cambió algo? ¿O solo fue un rayo de luz en la oscuridad, con un par de fotos y carteles como único legado?

El 68 fue algo, algo grande. El inicio de un cambio. Existe la idea generalizada de que fue una revolución y que se desarrolló solo en Francia, pero no es cierto. En la primavera del 68, la juventud cambió su conciencia. Dejó de ser un grupo de señoritos de clases acomodadas para convertirse en ciudadanos críticos con el sistema. La universidad les permitió darse cuenta de la opresión de la sociedad occidental burguesa y capitalista. Comenzaron entonces una serie de “revueltas estudiantiles” frente al sistema, y no una revolución en el sentido marxista del término. Por supuesto, no se limitó a las calles del Barrio Latino. Los sucesos de París están intímamente conectados con muchos otros, como el nacimiento del movimiento hippie en California, la matanza de Tlaetelolco en Ciudad de México o la Primavera de Praga. Como escribió Chomsky en un artículo a primeros de mes, “1968 fue un momento emocionante dentro de un movimiento mucho más extenso”.

SIn 1968 las masas occidentales no se habrían dado cuenta de su poder real, de su capacidad para cambiar el devenir de los hechos. Sin 1968 quizá Estados Unidos no se habría retirado de Vietnam en 1973, sin 1968 no existiría un movimiento de solidaridad internacional, sin 1968 la Guerra de Iraq no se habría convertido en el primer conflicto bélico en el que se produjeron manifestaciones en contra antes de su mismísimo comienzo. Probablemente, sin 1968 los estudiantes de Filosofía de la Complutense no se habrían encerrado en su Facultad como protesta ante el Plan Bolonia.

Pero, como respuesta a las revueltas del 68 y de los años siguientes, surgió una contrarrevolución. La Comisión Trilateral de EEUU habló de “una crisis de la democracia” debido a la excesiva participación de las masas. Se suponía que las masas debían ser pasivas, no se escuchaban sus voces y no podían entrar en la escena pública. Cuando lo hicieron, el hecho se calificó de «exceso de democracia» y se temió que esas manifestaciones ejercieran demasiada presión sobre el sistema. Se hizo un llamamiento a la moderación en la democracia y al retorno a la pasividad, señalando que “las instituciones encargadas del adoctrinamiento”, como las escuelas y las iglesias, no estaban haciendo bien su trabajo y debían hacerlo de forma más agresiva.

Con los 80 llegó la revolución neoliberal. Tras haber sido probadas en el Chile de Pinochet, las políticas neoliberales fueron férreamente aplicadas por Reagan y Thatcher. Las liberalizaciones económicas, el anticomunismo febril y la represión brutal de las huelgas se convirtieron en el pan de cada día. Con la caída de la URSS, la situación no hizo sino empeorar. El neoliberalismo se convirtió prácticamente en la única política económica, apareció la globalización y el Estado del Bienestar inició un proceso de desmantelamiento que aún continúa. Estados Unidos se convirtió en el policía del mundo, en la única superpotencia, ante la que solo cabe doblegarse o ser incluido en el “Eje del Mal”.

Y a pesar de todo, el espíritu del 68 sigue vivo. El Foro Social Mundial se celebra cada año, los movimientos antiglobalización cobran cada vez más fuerza, nos seguimos manifestando contra la guerra y contra la mercantilización de los derechos del pueblo. Por muchos adoquines que pongan, la playa sigue estando debajo.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

3 comentarios to “La playa sigue bajo los adoquines”

  1. Álvaro Says:

    Interesante artículo. Yo también he escrito algo sobre el Mayo del 68, desde una perspectuva algo más amarga en mi blog. Espero que te pases. Tienes un blog muy interesante. Un saludo, compañero.

    ¡Viva la Revolución!

    http://laputayeltrapecista.blogspot.com

  2. junior Says:

    y dulce guerrilla urbana en pantalones de campana

  3. Mayo Cordobes Says:

    Invito a visitar el blog: http://mayocordobes.blogspot.com/

    que testimonia el homenaje que le hicieron en Córdoba , a los 40 años del mayo frances. SAludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: