La Universidad no es un negocio

Si no estás en la universidad no tendrás muy claro qué es el Proceso de Bolonia. Y si estás en la universidad, puede que tampoco. La desinformación es total, porque es mejor que no sepamos lo que significa Bolonia. Tanto PP como PSOE están totalmente de acuerdo con el proceso, y los medios solo dan cobertura a las protestas para ridiculizarlas. Además, la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de las Universidades Públicas (CREUP), ha fijado su postura oficial en la aceptación del proceso, porque “viene impuesto”. No existe, por tanto, una conciencia social clara sobre el Proceso de Bolonia, ya que tanto unos como otros prefieren que pase desapercibido y se disfrace de la mejor forma posible.

El Proceso o Declaración de Bolonia es el nombre que se da a la firmade los ministros de educación de la UE del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) en 1999, en Bolonia (Italia), que significó el comienzo del llamado Proceso de Convergencia Europea. Acaba con el modelo actual de Universidad, pues se eliminan Diplomaturas y Licenciaturas, creándose los nuevos Grados y Posgrados (Máster y Doctorado). Resumiendo, el Plan Bolonia es la mayor amenaza jamás hecha a la Universidad Pública.

Desde el curso 2008/2009 se podrán ofertar títulos de Grado, pero no será hasta 2010/2011 cuando no se puedan ofertar plazas de nuevo ingreso para titulaciones del modelo actual. Sin embargo, hace tiempo que las protestas han comenzado, destacando el encierro de los estudiantes de Filosofía de la Universidad Complutense y la huelga general y la manifestación contra Bolonia del 8 de mayo en Madrid.

¿Por qué decir NO a Bolonia?

  • Dejarán de existir las Becas tal y como las conocemos, apareciendo las Becas-Préstamo (préstamos bancarios a devolver con intereses). Es decir, ya no serán becas, sino hipotecas.
  • De los cuatro años de duración del Grado, tan solo año y medio será de formación específica relacionada con la titulación, perdiéndose las atribuciones profesionales que actualmente garantizan Diplomaturas y Licenciaturas, reduciéndose así las posibilidades de acceder a un mercado laboral de calidad.
  • Se establecerá la obligatoriedad de trabajo durante unas 40 horas semanales, de las cuales solo 10 serán lectivas, lo que imposibilitará compaginar el estudio con el trabajo.
  • El Grado servirá de introducción y adaptación al mercado laboral, y será coparable a la actual FP, estando orientado al ejercicio de actividades profesionales y a la fabricación de trabajadores precarios que obtendrán una formación general, básica y poco especializada, y que se verán sometidos a las exigencias de movilidad en territorio europeo que las empresas requieren.
  • Para obtener el Grado, se necesitará un año de prácticas en empresas o instituciones. Es decir, un año de trabajo no remunerado para poder acceder al título.
  • Para recibir una educación de mayor calidad será necesario pagar un Posgrado, de carácter elitista al ser su precio entre 3 y 6 veces superior al de las actuales carreras universitarias. El precio se establecerá exclusivamente en base a su coste, sin tener en cuenta la capacidad económica de los ciudadanos.
  • La Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), guiada por criterios de rentabilidad y atendiendo a intereses empresariales, decidirá que carreras se podrán o no estudiar. La Universidad dejará de estar al servicio del conocimiento para depender únicamente del interés empresarial.
  • La Universidad será concebida como una empresa, como un negocio más del sector servicios, convirtiendo así al conocimiento en mercancía y a los alumnos en clientes.
  • La investigación científica en las uiversidades pasará a estar guiada por criterios estrictamente empresariales, por lo que será abandonada cualquier tipo de investigación que no sea económicamente rentable.
  • Como consecuencia, se acentuarán las diferencias sociales entre quienes puedan pagar el acceso a una educación superior con el Posgrado.

Bolonia no es el único modelo posible como marco universitario europeo. Los ciudadanos de la UE, y no sus gobiernos, han de impulsar un modelo universitario común acorde al siglo XXI, que no signifique volver a los años cuarenta y no genere desigualdad. Un modelo que va a transformar por completo el sistema educativo debe ser aprobado con un debate público, y no a oscuras y por la decisión impositiva de los dirigentes de la Unión Europea.

Estamos obligados a oponernos, a plantear un modelo alternativo de progreso, que garantice el acceso y la formación de todos, cuyo objetivo sea transmitir conocimientos y no crear esclavos. Estamos obligados a oponernos a la privatización de la enseñanza, a la mercantilización de la cultura y el desarrollo humano. Debemos promover un modelo que cree una sociedad de futuro, consciente y libre de salvajes desequilibrios sociales. No es fácil, pero es posible. En Grecia, tras las multitudinarias protestas ciudadanas, se ha conseguido frenar el avance del Proceso de Bolonia.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

3 comentarios to “La Universidad no es un negocio”

  1. La playa sigue bajo los adoquines « El niño que soñaba con la revolución Says:

    […] Política, capitalismo e ideas revolucionarias « Hipocresía ante Dublín La Universidad no es un negocio […]

  2. José Says:

    Muy interesante el post y en lineas generales excelente Blog. Un placer leerte

  3. Vulcano Says:

    En algunas cosas puedo estar de acuerdo con tu post, pero esta claro que el sistema universitario actual da pena. Cuando hablamos de carreras vocacionales sin apenas proyección laboral, no existen tantas carencias de formación, aunque eso sí, la mayoría acaba engrosando las listas del paro, las de opositores o las del empleo precario. Cuando nos vamos a carreras con mayor proyección laboral, en el momento de hacer una selección da miedo, prácticamente les tienes que pagar entre seis meses y un año de practica a alguien que se ha formado para aprobar exámenes y punto.

    Al final cuando hay que resolver asuntos importantes y salvar cuentas de clientes, quienes salvan más situaciones son los hijos de la denostada FP. Tuvimos a un Ingeniero Informático, de los que quieren colegiarse, 3 meses supuestamente desarrollando una aplicación, hubo que tirar todo su trabajo a la basura y lo resolvió un Técnico de F.P. en poco menos de un mes. de una forma mucho más practica, limpia y eficaz. De modo que ese señor hizo susu “practicas” a costa de nuestras perdidas, menudo agujero nos dejó.

    De modo que sí, creo que las practicas son necesarias, y no porque en nuestra empresa vayamos a aprovecharnos de ellas, que les huiremos como de la peste, sino por el bien de ambas partes, porque esas practicas al final cuestan dinero, algo que supongo solo podrán soportar las empresas más grandes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: