Greenpeace pone las bombas de racimo en las portadas de los medios

Una treintena de activistas de Greenpeace han accedido esta mañana a las instalaciones de la empresa armamentstica Expal (Explosivos Alaveses) para “señalar con el dedo” a los fabricantes de bombas de racimo y reclamarles su prohibición total.

Fuentes de esta organización han explicado que los activistas han accedido hasta el vestíbulo de la empresa y han depositado en el suelo siluetas de cartón de personas mutiladas y prótesis de brazos y piernas que simbolizan a todos los que han resultado mutilados, heridos o muertos por una bomba de racimo.

Además, un grupo de escaladores ha desplegado una pancarta gigante en la fachada de la compañía con la imagen de un niño mutilado para incidir en todas las víctimas inocentes que estas bombas causan por todo el mundo, y en la que puede leerse “Expal fabrica bombas de racimo que mutilan”.

Los activistas pretenden reunirse con los responsables de la empresa para expresarles su posición y entregarles una prótesis y un vídeo con un testimonio recogido en Camboya, en el que un chico de 18 años, con los dos brazos amputados, se dirige directamente a ellos y les pide que “por favor, dejen de fabricar estas bombas”.

Expal pertenece a MAXAM, la nueva denominación de UEE (Unión Española de Explosivos), Según sus propias palabras: “Nuestro compromiso en MAXAM es ofrecer a nuestros clientes, en todos los mercados del mundo en que estamos presentes, los mejores productos y el más experto asesoramiento técnico para colaborar en el progreso y desarrollo de la sociedad en que vivimos. Los procesos de producción en MAXAM se desarrollan bajo las más estrictas y exhaustivas normas de calidad internacionales para conseguir el más avanzado y específico catálogo de productos que las empresas con las que colaboramos puedan necesitar”

Prohibición

La acción de Greenpeace coincide con la celebración estos días de la Conferencia de Dublín, en la que participan más de cien gobiernos, y de la que debe salir el texto de un Tratado de prohibición de las bombas de racimo.

Con su actuación, la organización ecologista quiere también denunciar la hipocresía del Gobierno español en este tema y pedirle que mantenga en Dublín un compromiso fuerte en contra de la fabricación de estas armas, que en España, además de Expal fabrica también la empresa Instalasa.

Los activistas tienen también previsto entregar una prótesis en el Ministerio de Defensa y en el de Exteriores.

_______________________________________________________

Fuente: Público

La noticia en la web de Greenpeace España

Di NO a las bombas de racimo

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: