Food not Bombs

 

El rincón del Anarkoduende

Llevo un par de semanas en Austin, Texas, estudiando en la Universidad de Texas. Y ayer fui con unxs amigxs a colaborar con la gente de Food not Bombs de la ciudad.

Food not Bombs es una red de colectivos anarquistas que sirven comida vegana de forma totalmente gratuita. Cada cada colectivo funciona de forma independiente y las decisiones se toman por consenso. Para realizar su labor utilizan alimentos sobrantes de supermercados, panaderías, restaurantes, etc. y que de no ser usados por ellos irían a la basura, ya que grandes cantidades de comida en perfecto estado se tiran a la basura cada día, debido a que estan a punto de caducarse, tienen “mal aspecto” o simplemente por falta de espacio en los almacenes. Esta comida se selecciona, se cocina y se sirve en la calle, dando lugar a reuniones de gente pobre, sin hogar, otras personas marginadas o cualquiera que quiera acercarse.

El objetivo de Food not Bombs es mostrar la tragedia de que, en nuestras sociedades “avanzadas”, a pesar de haber alimento más que de sobra para todos, hay personas que siguen viviendo en la pobreza y pasando hambre. Y esto es debido a que las prioridades del gobierno están centradas en objetivos capitalistas y militaristas en lugar de en las personas. La idea es tan simple como que si todos los recursos que los gobiernos y multinacionales dedican a la guerra se dedicaran a la gente, el mundo no pasaría hambre.

La idea cobra todavía más sentido en el actual contexto de crisis económica y financiera, fin del petróleo barato, aumento del precio de los alimentos, etc. Food not Bombs significa presentar una alternativa práctica a pequeña escala al sistema, poner en práctica una forma diferente de hacer las cosas. Todo ello en el momento en que los estados cada vez son más incapaces de controlar los precios de los alimentos y el hambre en el mundo sigue en aumento de la mano de guerras varias.

La moraleja de de Food not Bombs es que la gente corriente, auto-organizándose, es capaz de crear estructuras alternativas que sirvan a sus necesidades al margen del Estado. El sistema capitalista nos ha enseñado a tener una mentalidad competitiva y a creer que si nuestros vecinos pasan hambre debemos estar orgullosos porque significa que nos va mejor que a ellos. Reviviendo la idea del apoyo mutuo, nos damos cuenta de que podemos ayudarnos a progresar entre todos, pero sólo al margen del Sistema.

Pueden ver la entrada original aquí

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: