Archive for the ‘Colombia’ Category

Uribe denunciado por violar los DD.HH.

septiembre 20, 2008

Durante tres días, del 15 al 17 de septiembre en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas ha tenido lugar la III edición del Tribunal Internacional de Opinión que ha juzgado a Colombia por crímenes de lesa humanidad. El Tribunal, compuesto por personalidades como el sacerdote François Houtart o el Presidente del Polo Democrático de Colombia, Carlos Gaviria, han escuchado más de 20 testimonios de víctimas que han sufrido la represión, familiares de desaparecidos, sindicalistas, mujeres y campesinos. 

El Tribunal acusó este miércoles 17 de septiembre al gobierno de Álvaro Uribe de violaciones de los derechos humanos y denunció a responsables europeos por su “apoyo político y moral” al mandatario sudamericano.

Convocado por organizaciones de defensa de los derechos humanos y movimientos campesinos colombianos, y con el apoyo del Grupo Izquierda Unitaria-Izquierda Verde del Europarlamento, el tribunal sesionó durante tres días bajo la presidencia del sacerdote católico belga François Houtart.

En las sesiones se presentó “documentación que trae pruebas contundentes de que el Estado colombiano ha estado involucrado en crímenes de lesa humanidad” como “casos de desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales, desplazamiento forzado y tortura”, según la coordinadora del tribunal, Lilia Solano.

Al ser consultada sobre casos concretos en los que se involucra al presidente Uribe, Solano mencionó la denominada ‘Masacre de El Aro’, ocurrida en 1997 en la región de Antioquia, gobernada en ese entonces por el actual jefe de Estado colombiano. En esa masacre, “paramilitares entraron a un pueblo, cortaron las cabezas de las personas y jugaron al fútbol” con ellas, antes de visitar a Uribe en la gobernación de Antioquia para informarle sobre el hecho y recibir su felicitación, según confesó un miembro de ese grupo, explicó Solano.

“Estamos seguros de que los países europeos no quieren respaldar violaciones a los derechos humanos, no quieren respaldar la ausencia de democracia que hay en Colombia y, muchos menos, el descuido del medio ambiente por parte de muchas de las empresas que operan en Colombia”, agregó, al justificar la presencia del tribunal en la sede del Europarlamento en Bruselas.

La declaración del Tribunal Internacional de Opinión, condena al Estado colombiano por acción, permisión y omisión en la violación de los Derechos Humanos. El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, es señalado como responsable del desplazamiento forzado, las ejecuciones extrajudiciales, la desaparición forzada y la tortura en su país. Se le acusa de delitos de Lesa Humanidad.

Según comprobó el tribunal, esos delitos son realizados por militares, fuerza pública en colaboración con paramilitares, empresarios y compañías trasnacionales, bajo la tutela o complicidad de funcionarios públicos.

El eurodiputado de Izquierda Willy Meyer mostró su preocupación por la gira que Uribe realizó por Europa, “después de la cual se procedió a la detención de activistas como Remedios García en España, criminalizando a las ONGs y diferentes organizaciones de solidaridad con Colombia que defienden una solución negociada del conflicto.”

También mostró su preocupación por la situación en Bolivia, “la cual ha sido impulsada por la administración de los Estados Unidos con la intención de zarandear al Gobierno de Evo Morales. Nosotros siempre estaremos del lado de los gobiernos que como el boliviano, pone sus propios recursos a favor del interés general y no del de las grandes transnacionales.”

Finalmente Meyer se comprometió a hacer llegar la declaración final que emitió el Tribunal en la que se condena al Estado de Colombia por crímenes de lesa humanidad, tanto al Presidente del Parlamento Europeo, como a la Comisión Europea y al Consejo.

(AFP, PÚLSAR/CIN)

Audios disponibles: 

 Francois Houtart, Presidente del Tribunal Internacional de Opinión (medios) 01 min. 17 seg. (301 KB)

Anuncios

¿Buenas noches y buena suerte?

agosto 8, 2008

PASCUAL SERRANO, SANTIAGO ALBA RICO, BELÉN GOPEGUI, CARLOS FERNÁNDEZ LIRIA, ROSA REGÁS, ISAAC ROSA, TERESA ARANGUREN Y CONSTANTINO BÉRTOLO

Público

El presidente del Gobierno español recurrió al título de la película Buenas noches y buena suerte para dirigirse a los telespectadores en el debate previo a las elecciones. La película trata de un periodista que, durante el macartismo, comprendió que lo que se presentaba como una actividad para proteger al Estado era en realidad un proceso de destrucción de los derechos civiles. Quizá el presidente quería transmitir la idea de que vivimos en tiempos oscuros pero que existe la voluntad política de afrontarlos con dignidad. Pero quizá solo estaba diciendo buenas noches y allá cada uno con lo que le caiga encima, porque tenemos miedo y es mejor estar callados.

En estos últimos días, las presiones del Gobierno colombiano han llevado en nuestro país a la detención de un ciudadano español y a su linchamiento mediático. Conviene recordar que, según el CINEP, organismo de derechos humanos colombiano dependiente de la Compañía de Jesús, “del total de 1.670 violaciones del Derecho Internacional Humanitario reportadas en 2007, 858 se imputan a organismos oficiales dependientes del estado colombiano (fuerzas armadas y cuerpos policiales), 5 a agentes extranjeros, 39 a combatientes sin identificar, 580 a paramilitares, 176 a las FARC, 8 al ELN y 4 a ‘guerrilla’ sin especificar”. Por lo cual, “se verifica que con mucho el mayor violador del Derecho Internacional Humanitario en Colombia es el propio Estado”. Hay en este momento en Colombia más de 30 senadores y diputados presos o imputados por vínculos con el paramilitarismo.

¿De qué acusa la prensa a Remedios García Albert? De haber solicitado visados para los hijos de un miembro destacado de las FARC? ¿Se heredan los delitos? ¿Debe ser abolida, en estos tiempos oscuros, la labor humanitaria? Si un niño o un joven es aplastado por una viga, ¿deberemos asegurarnos de que ni sus padres ni –tal vez– sus abuelos han tenido jamás vínculos con el terrorismo antes de levantar la viga? La prensa ha acusado además a García Albert de haber entregado 6.000 dólares a una persona en Suiza. Ni siquiera se ha preocupado de averiguar a quién se le entregaba el dinero y para qué. No era un “representante de las FARC en Suiza” –dato desmentido por el Gobierno suizo– sino un refugiado gravemente enfermo que debía costear una operación quirúrgica. Dice el abogado de García Albert que ella “actuó como hubiera hecho cualquier persona de bien, esto es, hizo llegar a un enfermo la cantidad necesaria para hacer frente a la intervención sin imaginar que eso podría desencadenar la detención y la puesta a disposición por un presunto delito de colaboración con banda armada”. ¿Queremos construir una sociedad donde nadie se atreva a ayudar a un enfermo por lo que pudiera pasar? ¿Queremos un macartismo a la española?

La prensa no solo ha publicado correos electrónicos atribuidos a García Albert, incurriendo en un delito de violación de correspondencia, sino que también ha rozado la ignominia del amarillismo con artículos en donde se habla de las relaciones afectivas de García Albert, se lanzan insinuaciones insidiosas o se habla despectivamente de que la acusada se habría “pillado” una infección.

Para obtener las pruebas de que Remedios García tramitó visados y trasladó dinero para una intervención médica, el ejército colombiano violó el espacio aéreo y terrestre ecuatoriano en una acción en la que murieron 17 miembros de las FARC, pero también cuatro estudiantes universitarios de México y un ciudadano ecuatoriano. Debe aún investigarse si se produjo violación de los derechos humanos de los prisioneros y ejecución de heridos y prisioneros de manera extrajudicial. Deben investigarse las posibles violaciones del derecho internacional y de las Convenciones de Ginebra llevadas a cabo para incautarse los soportes informáticos donde se encontraban esos correos electrónicos.

Por lo demás, incluso la Interpol ha reconocido que “entre la fecha en que las autoridades colombianas incautaron a las FARC las ocho pruebas instrumentales de carácter informático, y el momento en que dichas pruebas fueron entregadas al Grupo Investigativo de Delitos Informáticos de la Dirección de Investigación Criminal (DIJIN) de Colombia, el acceso a los datos contenidos en las citadas pruebas no se ajustó a los principios reconocidos internacionalmente para el tratamiento de pruebas electrónicas por parte de los organismos encargados de la aplicación de la ley”. Se rompió la cadena de custodia durante más de 48 horas y en ese plazo “las autoridades accedieron a las pruebas sin haber creado y/o utilizado los mecanismos de salvaguarda necesarios para que el mero acceso no las alterase”.

Por otro lado, como explica el abogado de García Albert, si bien las FARC están incluidas en la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea desde 2002, esa consideración no es seguida unánimemente por los distintos países miembros. Así, las FARC no figuran en la lista del Reino Unido, ni en la de las Naciones Unidas. El Gobierno noruego manifestó en 2006 que no asumía la lista de la UE. Poco más de un año antes de su inclusión en dicha lista, los representantes de las FARC fueron recibidos por los gobiernos de España, Noruega, Suiza, Suecia, El Vaticano e Italia. En España, en el año 2000, se reunieron públicamente con representantes de la CEOE, de UGT, de CCOO y con el presidente del Congreso.

¿Por qué está ocurriendo todo esto? ¿Por qué resulta necesario recurrir a artículos de opinión para paliar la falta de información, cuando no la más burda intoxicación, de la prensa llamada seria? ¿Es normal que nuestras instituciones operen a requerimiento de un gobierno extranjero, campeón mundial de todas las violaciones y atropellos? ¿Es normal que nuestros medios de comunicación se limiten a reproducir la información policial y a atizar la criminalización de la detenida sin la más mínima investigación ni el más leve indicio de inquietud? ¿Es normal que una noticia así no provoque la menor “alarma ciudadana”? ¿Quién será el próximo? La compasión, la mediación, la solidaridad, el humanitarismo, ¿los dejaremos a un lado por miedo? En tiempos de oscuridad, solo se conservan los derechos que se defienden.

El ordenador mágico de Raúl Reyes

mayo 31, 2008

Raúl ReyesDesde que en la madrugada del pasado 1 de marzo Raúl Reyes, portavoz de las FARC, fuera asesinado en Angostura (Ecuador) por las FF.AA. de Colombia, su famoso ordenador ha dado mucho de sí. El Gobierno de Uribe y la CIA han sacado de él todo tipo de interesantes informaciones: la financiación del grupo guerrillero por parte de Ecuador y Venezuela, el atentado que las FARC planeaban en Madrid, supuestos vínculos entre la guerrilla colombiana y ETA

La verdad es que el asunto es gracioso. Desde el hecho de que hayan aparecido ordenadores, discos duros y memorias portátiles en perfecto estado después de un bombardeo hasta que, misteriosamente, no haya un solo dato en ellos sobre crímenes de paramilitares, sobre los vínculos del presidente colombiano con el narcotráfico o sobre qué miembros de la Administración de Uribe están implicados en el paramilitarismo. Seguro que había mucho de eso en los cientos de gigas que supuestamente ocupa el material informático.

La manipulación de los grandes medios cada día se hace más burda y salvaje. Un buen ejemplo es el famoso atentado que las FARC planeaban realizar en la capital de España contra el actual vicepresidente colombiano Francisco Santos, que residió en España entre 2000 y 2002. “Te propongo que elabores el proyecto que orienta el camarada sobre el atentado en Madrid. El próximo martes yo te estaría pasando el proyecto de respuesta al Caleño. Espero tu opinión hoy mismo”. Esto es lo que, según el gobierno colombiano, dice el mensaje que Alfonso Cano envía a Raúl Reyes hace cuatro años, el 13 de marzo de 2004. ¿Cuatro años para preparar un atentado? Aunque es más absurdo aún si pensamos que Santos se había ido de España hace dos años…

Las FARC nunca cometieron un atentado fuera de Colombia, y sería absurdo que fueran a Madrid (donde no tienen infraestructura, puede ser más fácilmente identificados y existe mayores controles de seguridad) a atentar contra un miembro de su gobierno, al que pueden atacar con muchísima más facilidad en Bogotá. Resulta que el “atentado en Madrid” era en realidad un ataque a una escuela de suboficiales en el municipio Madrid, a 25 kilómetros de Bogotá.

Sin embargo, EL PAÍS aún insiste. Vincula a las FARC con ETA y finaliza su información asegurando que “Interpol certificó el 15 de mayo que los documentos almacenados en los ordenadores personales de Reyes no fueron alterados”. Yo había oído otra cosa. ¿No se decía en el resumen del informe de Interpol que “La verificación realizada por INTERPOL de las ocho pruebas instrumentales citadas no implica la validación de la exactitud de los archivos de usuario que contienen, de la interpretación que cualquier país pueda hacer de dichos archivos, ni de su origen”?

¿No decía el informe que “el acceso a los datos contenidos en las citadas pruebas no se ajustó a los principios reconocidos internacionalmente para el tratamiento de pruebas electrónicas” y que después del 1 de marzo, tras la captura del material informático, se comprueba la “creación de 273 archivos de sistema, apertura de 373 archivos de sistema y de usuario, modificación de 786 archivos de sistema y supresión de 488 archivos de sistema”? ¿No fueron expertos asiáticos que no sabían una palabra de castellano los que analizaron los archivos?

La realidad es que, entre el 1 y 3 de marzo de 2008, 48.055 archivos fueron creados, abiertos, modificados o suprimidos por la policía de Colombia. Así puede leerse en el párrafo 91, contenido en la página 33, del Informe Forense de Interpol sobre los Ordenadores y Equipos Informáticos de las Farc decomisados por Colombia. Por si fuera fuera poco, 4.245 archivos tienen fechas futuras, que van desde el 5 de abril de 2009, hasta el 16 de octubre de 2010.

Uribe toma café con su amigo y socio Hernán Giraldo Serna, narcotraficante y reconocido financiador de las campañas pol�ticas de Uribe

Fue el diario colombiano El Tiempo el que comenzó difundiendo las filtraciones sobre las circunstancias del ataque a Raúl Reyes, todas ellas desmentidas posteriormente. Por ello, se pasó a la estrategia de que fueran los medios amigos internacionales quienes recibieran la filtración y difundieran los supuestos contenidos de los ordenadores.

Así operó el eje mediático integrado por el tridente El TiempoEl PaísThe Wall Street Journal. Es decir, el periódico colombiano ligado al Gobierno ; el español, cuya empresa aspira a la concesión de una licencia de televisión en abierto en Colombia, y el diario estadounidense que se encarga de la información económica mundial, que representa a la ideología conservadora estadounidense. Una maquinaria bien engrasada para convencer al mundo de que Chávez es un terrorista, de que las FARC son un grupo de asesinos sedientos de sangre y de que el gobierno de Álvaro Uribe está formado por Hermanitas de la Caridad.

Colombia no puede ser el Israel de América Latina

marzo 6, 2008

Raúl ReyesAlgunos creen que la crisis desatada tras el asesinato de Raúl Reyes es un simple conflicto bilateral entre Colombia y Ecuador. Nada más lejos de realidad. Es el choque entre dos proyectos hemisféricos antagónicos: la Doctrina Monroe de EE.UU. sobre su derecho a interferir en los asuntos de las naciones latinoamericanas, y el proyecto del desarrollismo democrático y de autonomía regional de las fuerzas bolivarianas y latinoamericanistas.

Los avances en la integración económica (ALBA), financiera (Banco del Sur) y política (Unasur) dieron un salto cualitativo recientemente, cuando el Ministro de Defensa del Brasil anunció en Buenos Aires la constitución de un “Consejo de Defensa de América del Sur” para octubre de este año, lo que representa un desafío directo a la Doctrina Monroe. Las armas de Estados Unidos para detener el avance de la integración latinoamericana, encabezado actualmente por Brasil, son Colombia y la Cuarta Flota estadounidense, que Washington pretende reactivar y potenciar este año.

Colombia violó las normativas internacionales penetrando más de 10 km en territorio de Ecuador. Después, cometió un crimen de guerra asesinando a más de veinte guerrilleros de las FARC mientras dormían. Las investigaciones llevadas a cabo por las autoridades ecuatorianas han revelado que, tras bombardeos aéreos, comandos especiales bajaron a tierra para rematar a los heridos. Se encontró un grupo de cadáveres apilados con disparos por la espalda, lo que sugiere la posibilidad de un fusilamiento. La precisión del ataque demuestra la utilización de una importante tecnología militar que pone sobre la mesa la posibilidad de la participación de los Estados Unidos en la masacre, al menos en tareas de información y localización del comando guerrillero.

Además, la inteligencia militar ecuatoriana cree que el espacio aéreo de Ecuador no solo se violó en la madrugada del 1 de marzo, sino también en la madrugada del 2, cuando helicópteros colombianos con visores nocturnos entraron para sacar a miembros de las fuerzas armadas y policía colombiana que aún estaban en territorio ecuatoriano.

Estas revelaciones demuestran que el ataque estaba planificado y que no se produjo tras una persecución “en caliente”, como afirmó Uribe. Demuestran que el gobierno colombiano está dispuesto a convertirse en el sicario del imperialismo estadounidense en Suramérica, cumpliendo el mismo papel y utilizando los mismos métodos que Israel en el mundo árabe.

Ingrid Betancourt El costo político de la agresión a Ecuador y de la muerte de Raúl Reyes fue fríamente aceptado por el gobierno de Uribe, porque sabía, como confirmó la portavoz de la Cancillería francesa, Pascale Andreani, que Raúl Reyes era el enlace de la guerrilla ante Francia, España y Suiza para la liberación de Ingrid Betancourt, que según fuentes de Ecuador y Venezuela se iba a producir este mes junto a la de secuestrados estadounidenses y colombianos.

A pesar de que las FARC han hecho público un comunicado por el cual indican que el asesinato de Raúl Reyes no afectará a las negociaciones por el intercambio humanitario, lo cierto es que los objetivos del presidente Uribe son claros: bloquear el proceso de entrega de rehenes de tal manera que quede bloqueada la posibilidad de devolución por parte de las FARC de Ingrid Betancourt.

UribeSi bien la voluntad del ejecutivo colombiano de que Betancourt no regrese viva es una realidad cuestionable, lo cierto es que tras las declaraciones de los cuatro ex congresistas liberados el pasado 27 de febrero, en las que se indicaba la voluntad de la secuestrada de presentarse a las elecciones presidenciales de Colombia con un programa de paz para este país, ha puesto muy nervioso a Uribe.

Por último, los hechos ocurridos desde el 1 de marzo demuestran que Álvaro Uribe no tiene ningún interés en la paz, a no ser que signifique una derrota total de las guerrillas y permita el dominio absoluto del país a los paramilitares y los narcos. Hoy Colombia saldrá a la calle para denunciar el terrorismo de Estado. La manifestación, condenada por el gobierno y silenciada por los medios de comunicación, terminará con la IV Asamblea de Víctimas de Crímenes de Estado, en la que participarán más de 1.500 víctimas de las políticas guerreristas del eje Uribe-Bush.

Uribe ante la Operación Emmanuel

enero 13, 2008

UribeQué contento se veía a Álvaro Uribe el día 31 de diciembre en Villavicencio, orgulloso por el fracaso de la gestión humanitaria que fueron a hacer otras porque el gobierno de Colombia no fue capaz de hacer (o no quiso hacer). Anunciando el paradero real de Emmanuel como quien saca un conejo del sombrero. Tan exhultante como si hubiera cumplido su objetivo.

No voy a entrar en los pormenores de la Operación Emmanuel. Que si Uribe sabía de antemano que el niño estaba en el ICBF o no, que si lo secuestró para sabotear el intercambio humanitario, que si hubo combates entre el ejército colombiano y las FARC en la zona prevista para la entrega… Sobre todo esto ya se ha escrito mucho.

De lo que deberían tomar nota todos los colombianos es la actitud de Uribe durante toda la operación. De cómo suspendió la mediación de Chávez (por iniciativa propia o por presiones de Washington) en cuanto se empezó a ver que el intercambio tendría éxito, de cómo saboteó con su intemperancia una operación que debería haber culminado sin sobresaltos a finales del año pasado.

El hecho es que Clara Rojas y Consuelo González ya son libres, y que lo son gracias a los esfuerzos de Hugo Chávez. La ex congresista colombiana le solicitó “no bajar la guardia” en el proceso por avanzar hacia un canje humanitario en Colombia, y el le contestó “que no bajaría la guardia porque para mí es un compromiso (…) la resurrección de la Gran Colombia pasa por la paz de Colombia y la unidad de este inmenso territorio”.

La liberación de las dos rehenes en poder de las FARC constituye una tremenda derrota para el presidente Álvaro Uribe, y corrobora una vez más lo que la absoluta mayoría de los colombianos saben muy bien: que el principal obstáculo para el canje humanitario y para pacificar el país no es otro que el presidente Uribe.

Con la liberación de Clara Rojas y Consuelo González ante la absoluta impotencia de Uribe, se agigantan las dudas sobre el margen real de autodeterminación y soberanía que posee su gobierno para resolver la grave crisis política de Colombia. Sus bravatas se vuelven ahora en su contra, mientras que la senadora Piedad Córdoba y Hugo Chávez emergen, ante la opinión pública mundial, como los firmes y confiables negociadores que contra viento y marea (y contra la opinión de la autodenominada “prensa seria” internacional) persistieron en su propósito, mantuvieron la calma y lograron su objetivo.

UribeLas FARC, a su vez, se prestigian como un actor que cumple con su palabra aún en las condiciones más adversas, al paso que Uribe aparece como alguien que no es capaz de cumplir con lo prometido. Los colombianos deberían preguntarse, ahora más que nunca, quién es Álvaro Uribe.

________________________________________________________

Madre de Betancourt cifra sus esperanzas en Chávez y sostiene que Uribe no quiere diálogo

Padre de un militar en poder de las FARC afirma que Uribe siempre ha obstaculizado liberaciones de secuestrados

Colombia, la Operación Emmanuel y la oscura intervención de Estados Unidos

Uribe ordenó operaciones de espionaje contra la delegación internacional en Villacencio