Posts Tagged ‘sionismo’

Mil muertos en Gaza

enero 15, 2009
EFE)

Un anciano palestino en el cementerio de Sheik Radwan, dañado en los ataques israelíes sobre la ciudad de Gaza. (Foto: EFE)

Anoche Ali Barake, portavoz de Hamas en Siria, confirmó que su organización acepta el plan egipcio de alto el fuego siempre y cuando Turquía sea el garante y se desplieguen observadores internacionales para supervisar el acuerdo. En rueda de prensa en el Cairo, Salah al Bardawil reiteró las condiciones de Hamás firmando que no aceptará ningún pacto que no incluya esos puntos.

Los puntos del acuerdo serían una tregua de tres días, la retirada total de las tropas israelíes en 48 horas, el despliegue de observadores internacionales y una nueva tregua de un año durante la cual los pasos fronterizos de Gaza estarán abiertos. Sin embargo, el dirigente de Hamás en el Líbano, Osama Hamdan, negó que se haya aceptado el plan egipcio.

El anuncio de un posible alto el fuego se produce el mismo día en que las tropas de ocupación israelíes han logrado romper la feroz resistencia palestina en Hay al-Zaytoun, barrio al este de Ciudad de Gaza,y tomar algunos barrios de la capital de la Franja. El primer ministro israelí, Ehud Olmert, ha considerado que se encuentra cada vez más cerca de los objetivos que se ha marcado en su “ofensiva”.

Al norte, Hezbolá y el ejército libanés han entrado en estado de alerta tras el despliegue de unidades militares israelíes a lo largo de la frontera con Líbano, en medio de la creciente preocupación de que el asalto a Gaza sea el comienzo de una guerra frontal múltiple. El diario libanés As-Safir informó que el sur de Líbano ha sido testigo de la acumulación de vehículos blindados israelíes, tanques, buques militares y helicópteros Apache.

Mientras, la situación humanitaria empeora aún más en Gaza. The Lancet, la revista médica más importante del mundo, ha denunciado la gravísima crisis hospitalaria que sufre Gaza, donde incluso se están teniendo que abrir antiguas tumbas para enterrar a los muertos.

Se ha confirmado el uso de fósforo blanco por parte del ejército israelí, un arma incendiaria que provoca ceguera, contamina órganos vitales y cuyas quemaduras pueden llegar hasta el hueso. En Gaza, decenas de heridos presentan quemaduras ante las cuales los médicos se sienten “conmocionados”.

Quemaduras por fósforo blanco en Iraq, donde EE.UU. también lo utiliza

Quemaduras por fósforo blanco en Iraq, donde EE.UU. también lo utiliza

Aunque Israel lo niega, las ONG en la zona no tienen ninguna duda de que su uso es masivo. “Estamos seguros al 100% de que el ejército israelí emplea fósforo blanco”, afirmó Marc Garlasco, experto en asuntos militares de HRW. El uso de fósforo blanco sobre ciudades densamente pobladas está estrictamente prohibido por las convenciones internacionales. Y Gaza acumula 1,5 millones de personas en apenas 150 kilómetros cuadrados.

Más de mil muertos y casi 5.000 heridos, quizá con daños irreparables. Un campo de concentración que hace 19 días se convirtió en campo de exterminio. Un genocidio que recuerda los momentos más oscuros de la Segunda Guerra Mundial. Un Estado hebreo actuando sobre los principios de la Alemania Nazi, sin nada que lo detenga hasta alcanzar el Gran Israel y quizá también la Solución Final al problema palestino.

Público/El MundoMT/CS/HGH/MSH/DT/IRAN PRESS y elaboración propia

Tropas israelíes disparan a mansalva contra palestinos con banderas blancas

Anuncios

El Gueto de Varsovia, hoy

enero 12, 2009

Los abajo firmantes somos todos de origen judío. El ver los cuerpos muertos y sangrantes de niños pequeños, los cortes de agua, electricidad y comida, nos trae a la memoria el asedio del Gueto de Varsovia. Cuando Dov Weisglass, un consejero del primer ministro israelí Ehud Olmert, hablaba de poner a los habitantes de Gaza «a dieta» y el viceministro de defense, Matan Vilnai, amenazó a los palestinos con «un mayor shoah » (holocausto), nos hace acordarnos del Gobernador General Hans Frank en la Polonia ocupada por los nazis, quien hablaba de «muerte por hambre».

La verdadera razón del ataque a Gaza es que Israel sólo está dispuesto a relacionarse con Quislings palestinos [N. del T.: Vidkun Quisling fue un político noruego colaboracionista con los nazis]. El principal crimen de Hamás no es terrorismo, sino su negativa a aceptar convertise en una marioneta en manos del regimen de ocupación israelí en Palestina.

La decisión del mes pasado del Consejo Europeo de mejorar las relaciones con Israel, sin ninguna condición específica relativa a los derechos humanos, ha alentado aún más la agresión israelí. La hora de aplacar Israel hace tiempo que pasó. Como primer paso, Gran Bretaña debe retirar al embajador británico en Israel y, como con la Sudáfrica del Apartheid, emprender un programa de boicot, desinversión y sanciones.

Ben Birnberg, Prof Haim Bresheeth, Deborah Fink, Bella Freud, Tony Greenstein, Abe Hayeem, Prof Adah Kay, Yehudit Keshet, Dr Les Levidow, Prof Yosefa Loshitzky, Prof Moshe Machover, Miriam Margolyes, Prof Jonathan Rosenhead y 65 más.

Publicado en el diario The Guardian el 10 de enero de 2009.

El Holocausto de Gaza en imágenes

enero 10, 2009

AVISO: Las siguientes imágenes pueden herir la sensibilidad de todos aquellos cobardes habituados a mirar hacia otro lado mientras Israel extermina al pueblo palestino, llevando a cabo su propia solución final

Bomberos palestinos tras un ataque israeli en Gaza

Bomberos palestinos intentan apagar un fuego tras un bombardeo isrealí en Rafah, al sur de Gaza (Hatem Omar/MaanImages).

Mezquita de Gaza tras un ataque israeli

La mezquita Hoda, en Seikh Redwan, destruida por misiles israelíes.

Mujer junto a los restos de su casa en Gaza

Una mujer reúne lo poco que pudo salvar tras la destrucción de su casa en el poblado de Rafah.  REUTERS

Recogida de cadáveres tras un ataque israeli en Gaza

Recogida de cadáveres tras un ataque israelí.

Masacre de Gaza

Masacre de Gaza

Masacre en Gaza

Masacre de Gaza

Masacre de Gaza

Masacre de Gaza

Masacre de Gaza

Masacre de Gaza

Niño de dos años disparado en la cabeza por un soldado israeli

Niño de dos años disparado en la cabeza por un soldado israelí

Masacre de Gaza

Masacre de Gaza

Masacre de GazaLos ojos de esta niña preguntan hasta cuando va a esperar la gente de Occidente, “hogar de la libertad y  la justicia”, para pararle los pies a los asesinos de Israel. La gente se pregunta como pudieron hacer los soldados nazis lo que hicieron, gente común gaseando inocentes. Ahora la situación se repite en un pequeño territorio con una de las mayores poblaciones del planeta, atacada sin descanso por un Estado con valores muy similares a los del Tercer Reich, y nadie se plantea nada. ¿Hasta cuando vais a esperar?, nos preguntan los niños de Gaza.

Israel genocidaLos Estados enfermos no deben defenderse, sino que deben desaparecer antes de que el cáncer alcance la metástasis. Y es el deber de todos los ciudadanos del mundo actuar y exigir que así sea.

Viva Palestina Libre

_________________________________________________________________

Todas las fotografías, excepto la última y aquellas en las que se especifica lo contrario, pertenecen al flickr de anwarhit.

Más información

Israel’s fabricated rocket crisis

El “cambio” de Obama

diciembre 3, 2008

Obama ClintonCuando Bush intentaba rescatar a los bancos mediante 700.000 millones de dólares pertenecientes al pueblo estadounidense, Obama le apoyó, incluso cuando el Congreso votó en contra. Quizá se debió a que estaba en campaña electoral financiada por las multinacionales y los propios bancos. Quizá.

Obama se opuso inicialmente a la invasión de Iraq. Pero luego votó los presupuestos de guerra de Bush, y dice que hay que “recolocar” las tropas en ese país, sin poner fecha a la retirada. Ha prometido públicamente aumentar el número de tropas en Afganistán, e incluso atacar a través de la frontera de Paquistán a los pueblos y ciudades que considere favorables a la resistencia.

Ha prometió atacar militarmente a Irán si éste continúa procesando uranio, afirmando que la comunidad internacional”debería blandir de inmediato grandes palos y grandes zanahorias” para persuadir a la República Islámica de que abandone su programa nuclear, pese a que ésta ha asegurado en reiteradas ocasiones que sólo tiene fines pacíficos.

La política del palo y la zanahoria (castigo y recompensa) trae reminiscencias del “Speak softly and carry a big stick” (“Habla suavemente y lleva un buen palo contigo”) que hizo famoso al presidente Theodore Roosevelt, un inquietante paralelismo que podría significar la extensión de la Doctrina Monroe a Oriente Próximo.

Obama ha declarado su apoyo incondicional a Israel, a sus ataques militares y  a la extensión de las colonias en Cisjordania. Ha afirmado su “compromiso inquebrantable con Israel” y llegado a decir que “Jerusalén será la capital” del Estado sionista.

Ha mantenido en el puesto al Secretario de Defensa de Bush, el republicano Robert Gates, que también fue director de la CIA y ha sido acusado de dar falsa información a servicios de inteligencia aliados en beneficio propio.

Ha nombrado Secretaria de Estado a Hillary Clinton, que votó a favor de la invasión de Iraq y que es partidaria de una prolongada estancia estadounidense allí. Aún cuando Bush ha reconocido el error de las armas de destrucción masiva, Clinton sigue defendiendo su voto e incluso creyendo que pueden ganar la guerra.

La misma Hillary Clinton que es habitual en las conferencias de organizaciones proisraelíes como el AIPAC, que la ven como uno de los políticos más fieles al sionismo. No en vano ha defendido la pretensión israelí de hascer de Jerusalén su “capital indivisible”, amenazado con “aniquilar” a Irán y abogado por incrementar la presión sobre Siria. Ha llegado a decir que el muro de apartheid israelí “no va contra el pueblo palestino”.

¿Cambio? ¿Yes, we can?

Obama no es más que otra visión del imperialismo estadounidense, el “soft speaking”. La creencia de que no se necesitan guerras sino subversión ideológica, guerras culturales y diplomacia, de que hay que dividir al enemigo para conquistarlo. Lo que hay que hacer no es invadir Iraq, sino provocar que se enfrenten unos con otros, lograr que Irán se lance contra Iraq, Etiopía contra Somalia, Colombia contra Venezuela y China contra Rusia.

El hablar suavemente, pero repartiendo hostias con el palo. Ese es el cambio de Obama. El imperialismo convenientemente camuflado por su nueva y más poderosa arma: el peligroso doble discurso del Mesías con rostro negro.

Preparando el ataque a Irán

septiembre 4, 2008

 

El servicio de inteligencia holandés, AIVD, ha cancelado una operación orientada a infiltrar y sabotear la industria de armamentos de Irán debido a una evaluación de que un ataque de EE.UU. contra el programa nuclear de la República Islámica es inminente, según una información aparecida el viernes en el periódico De Telegraaf de ese país.

El informe afirmó que la operación holandesa ha sido “extremadamente exitosa,” y que fue detenida porque los militares de EE.UU. planificaban el ataque de objetivos que estaban “relacionados con la acción de espionaje holandesa.”

El inminente ataque aéreo contra Irán sería realizado por aviones sin tripulación “dentro de semanas,” afirmó el informe, citando a fuentes “bien posicionadas.”

Según el diario Maariv, la cúpula política y militar israelí tomó la decisión de atacar Irán hace tres meses, después de numerosas “discusiones estratégicas” al respecto. Desde entonces el Ejército, y especialmente la Fuerza Aérea, no han cesado de prepararse para el ataque.

Más de un centenar de aparatos participaron recientemente en unas maniobras específicas sobre el Mediterráneo oriental y hace sólo unas semanas se filtró que los cazas israelíes se entrenan en las bases estadounidenses en Irak, cerca de la frontera iraní.

La cúpula israelí no quiere depender de Occidente en esta cuestión y no oculta que lo que está buscando es ni más ni menos que la caída del régimen de los ayatolás. Los israelíes pretenden embarcar a Washington en esta aventura pero actuarán solos si la Administración norteamericana se muestra renuente.

El Gobierno de Ehud Olmert ha lanzado una campaña para preparar a Occidente para lo que se avecina. En ella, no sólo participan políticos del Ejecutivo sino también dirigentes de la oposición, de manera que se transmite la idea de que todo el arco político está conforme con la decisión.

Los israelíes sazonan las amenazas a Irán con advertencias a Occidente utilizando un tono agresivo que no admite lugar a dudas. Un buen ejemplo es la visita que la semana pasada realizó a Austria y Suiza Efraim Sneh, un ex dirigente laborista que acaba de fundar otro partido.

Sneh exigió a sus interlocutores europeos que bajo ninguna circunstancia inviertan en Irán. “Es una lástima porque Ido lo incendiará todo”, advirtió, en referencia a Ido Nehushtan, el general que recientemente se ha hecho cargo de la Fuerza Aérea israelí con la misión específica de preparar el ataque contra Irán.

El sábado, el Jefe Adjunto de Estado Mayor de Irán, general Masoud Jazayeri, advirtió que si EE.UU. o Israel atacaban a Irán, sería el comienzo de otra Guerra Mundial.

(Fuentes: Jerusalem Post, Ma’ariv)

“Si Occidente odia tanto las armas nucleares, ¿por qué no destruye las suyas?”

Israel, “esa víctima”.

febrero 12, 2008

Leo ni más ni menos que en El Confidencial que el miércoles se produjo un incidente entre tropas españolas e israelíes en Líbano. Los soldados españoles, pertenecientes a la FINUL (Fuerza de Interposición de Naciones Unidas en Líbano), colocaban una alambrada en el pueblo de Al-Ghajar cuando una patrulla israelí les exigió que abandonaran la zona y amenazó con abrir fuego.

El contingente español reaccinó tomando posiciones defensivas y alertando a sus mandos. Los responsables de la FINUL pidieron a las autoridades israelíes que cesaran los “actos provocativos” contra sus tropas y contra los ciudadanos libaneses, y enviaron en apoyo de los españoles cinco carros Le Clerc, vehículos M133 y más de 70 soldados franceses.

Segunda Masacre de QanaNo es ni el primer incidente ni el más grave. En julio de 2006 Israel mató a cuatro soldados de la FINUL en un ataque aéreo en la base de observación de las fuerzas de la ONU en Khiam. Poco después se produjeron 14 tiroteos entre fuerzas israelíes y cascos azules. El 30 de julio de 2006 54 civiles libaneses, muchos de ellos niños, fueron asesinados en lo que se conoce como Segunda Masacre de Qana, cuando el refugio de la FINUL donde se habían resguardado fue bombardeado por Israel.

Son solo un par de ejemplos en una línea de actuación contínua. Pero hay mil más, conocidos y desconocidos. Tel Aviv sigue cometiendo crímenes contra la Humanidad y contra todas las convenciones de los Derechos Humanos, pero el mundo calla, esperando a que los palestinos o los libaneses cometan un atentado para bombardearnos sin pausa con la noticia en los medios.

Pero, ¿quiénes son los terroristas? ¿Quiénes son los asesinos? ¿Los que se defienden como pueden de uno de los ejércitos más poderosos jamás creados, apoyado a ultranza por la mayor potencia mundial? ¿O los que arrancan palmo a palmo la tierra a sus legítimos dueños, en busca del Eretz Israel, ese Estado racista solo para judíos?

Creo que está claro quiénes son los asesinos. Los que matan con misiles a ancianos paralíticos, los que amenazan a todos, desde niños en Gaza a soldados de la ONU en el sur de Líbano. Los que crean una reproducción gigante del gueto de Varsovia en Gaza. Los que planean asesinar a la cúpula del partido más votado por los palestinos en 2006 mientras Occidente mira hacia otro lado. Aquellos que, a pesar de todos sus crímenes, se atreven a ir de víctimas.

Pero esto no durará siempre. Un Estado basado en las diferencias de raza y de religión, en el uso de la fuerza desproporcionada y la represión como toda respuesta, no puede perdurar. Los días de Israel están contados, y no por ninguna amenaza exterior sino por Israel en sí mismo. ¿No me creen? Bueno, nadie creía a mediados de los 80 en el fin de la Sudáfrica del apartheid. Pero, igual que llegó 1994, pronto llegará el día en el que Israel tenga que rendir cuentas ante los hombres. Tiempo al tiempo.

Mandela_94

Hipocresías y esperanzas en Annapolis

noviembre 26, 2007

Noam Chomsky

Rabino contra el sionismoLos crímenes contra los palestinos en los territorios ocupados y en otras partes, particularmente desde que los palestinos votaron “de manera equivocada” y dieron la victoria a Hamas el año pasado, son tan escandalosos que la única reacción emocionalmente válida es la furia y el pedido de acciones extremas.

Pero eso no ayuda a las víctimas, y es probable que les haga daño. Nuestras acciones tienen que estar adaptadas a las circunstancias del mundo real, pese a lo difícil que puede ser permanecer calmo al enfrentar crímenes vergonzosos, en los cuales nosotros, en los Estados Unidos, estamos directa y crucialmente implicados.

Nos estamos aproximando a la conferencia entre israelíes y palestinos convocada por el presidente de Estados Unidos George W. Bush y que se realizará en Annapolis, Maryland. Es la primera iniciativa diplomática potencialmente seria de esta administración en relación al conflicto.

De manera ideal, las negociaciones de Annapolis deberían comenzar en el punto que habían alcanzado en Taba, Egipto, en enero de 2001. Esa semana fue el único momento en 30 años que los Estados Unidos e Israel abandonaron la posición de rechazo que han mantenido en virtual aislamiento hasta el presente. Y Taba estuvo a punto de llegar a un arreglo para la creación de dos estados, con un razonable canje de tierras. La idea convencional es que en Taba los palestinos rechazaron la generosa oferta de Israel. De hecho, la conferencia terminó abruptamente por decisión del primer ministro israelí Ehud Barak, cuando los negociadores informaron que estaban a punto de llegar a un acuerdo.

Tal vez Taba estuvo al borde del éxito porque Estados Unidos no actuó como mediador. La política de Washington hacia israelíes y palestinos ha sido por mucho tiempo una contorsión.

“Cada administración (de Estados Unidos), desde 1968, cuando Israel ganó la guerra y ocupó Cisjordania y la Franja de Gaza, ha favorecido devolver, al menos en privado, casi todo el territorio a los palestinos con el propósito de crear un Estado palestino separado”, observó hace dos meses el respetado analista de política Leslie Gelb en The New York Times Book Review. Observen la frase “en privado”. ¿Por qué no públicamente?

Gelb no puede querer decir que la diferencia en la posición viene del miedo al aterrorizante lobby israelí, pues intenta negar la tesis de que se trata de una fuerza poderosa e intimidante. Entonces, ¿por qué solamente de manera “privada”?

Tal vez porque ese tipo de interpretación apoya la cómoda autoimagen de Estados Unidos como un “intermediario honesto”, frustrado en sus nobles esfuerzos por culpa de extranjeros violentos e irracionales. También se asigna a los palestinos el rol principal en el drama.

Sabemos lo que la administración ha dicho públicamente. El gobierno de Washington ha rechazado todo aquello que permita la creación de dos estados. Eso viene ocurriendo desde 1976, cuando Estados Unidos vetó una resolución del Consejo de Seguridad reclamando un acuerdo de dos estados en la frontera internacional (la Línea Verde), incorporando todo el fraseo relevante de la resolución de la ONU 242, de noviembre de 1967.

Los dos estados. Ahora, casi todo el mundo está de acuerdo con la creación de dos estados, según las líneas en las que estuvieron a punto de ponerse de acuerdo en Taba. Esto incluye todos los estados árabes, que proponen una total normalización de relaciones con Israel. Incluye además a Irán, que acepta la posición de la Liga Árabe. Incluye a Hamas, cuyos líderes han pedido repetidamente y públicamente un acuerdo de dos estados, incluso en la prensa de Estados Unidos. Incluye también a la figura más militante de Hamas, Khaled Meshal, exiliado en Siria. Israel ha rechazado de manera reiterada el consenso internacional. Y Estados Unidos apoya totalmente ese rechazo.

El presidente Bush ha llegado a nuevos extremos en ese rechazo, declarando que los ilegales asentamiento de la Margen Occidental deben quedar en manos de Israel. Pero la línea del partido permanece imperturbable: Bush, la secretaria de Estado Condoleezza Rice y el resto desean que se concrete la “visión” de Bush de un Estado palestino, persistiendo en el noble esfuerzo de un “intermediario honesto” de larga data.

El rechazo va mucho más allá de las palabras. Más significativas son las acciones en el terreno: programas de colonización, el muro de anexión, cierres, revisaciones y cosas mucho peores.

La historia continúa a medida que la conferencia de Annapolis se aproxima. Sólo un ejemplo: Israel acaba de confiscar más tierra árabe para construir una ruta de desvío por la que puedan circular los palestinos. El propósito es “impulsar el tráfico palestino entre Belén y Ramalah hacia el desierto e impedir de hecho que (los palestinos) tengan acceso a la parte central de la Margen Occidental”, dijo Gush Shalom, una organización de pacifistas israelíes. Eso forma parte del proyecto de desarrollo E-1, al este de Jerusalén, diseñado para incorporar el pueblo de Ma’aleh Adumim dentro de Israel y, en efecto, para dividir en dos la Margen Occidental, señaló Gush Shalom.

“Con este tipo de política que lleva a cabo el gobierno, la famosa conferencia de Annapolis queda vaciada de todo significado, mucho antes de que se realice”, indicó la organización.

No se ha adelantado ninguna propuesta realista que tome como punto de partida el acuerdo de dos estados, según las líneas generales de Taba. Hubo negociaciones informales, que condujeron a varias propuestas detalladas, especialmente el Acuerdo de Ginebra de diciembre de 2002, aplaudido por la mayor parte del mundo pero descartado por “el jefe disfrazado de socio”, como el analista político israelí Amir Oren describe la relación entre su país y Estados Unidos. Sin el apoyo de Estados Unidos, Israel no puede conseguir sus objetivos expansionistas. Eso hace que la responsabilidad recaiga en nosotros, los que vivimos en Estados Unidos.

Hay un montón de escollos por delante. Algunos de los asesores más cercanos del primer ministro Ehud Olmert han respaldado una versión de la política de “canje de tierras” de Avigdor Lieberman, el líder ultraderechista del partido Yisrael Beitenu. Ese tipo de canje le daría a los palestinos autoridad técnica sobre la región de mayoría árabe en Israel, el “triángulo” que bordea la Línea Verde. A cambio, Israel anexaría los asentamientos que abarcan preciados recursos de agua y valiosas tierras, dejando el resto aprisionado y cantonizado, y con el valle del río Jordán en manos de los israelíes. Los habitantes, por supuesto, no serán consultados.

En las próximas semanas, y a largo plazo, hay gran cantidad de trabajo educativo y organizativo para hacer, entre la población estadounidense, que es ampliamente receptiva, aunque ha sido inundada de propaganda y engaños. No será fácil. Nunca lo es. Pero tareas más difíciles se han llevado a cabo con un esfuerzo dedicado y persistente.