Posts Tagged ‘Yehoshafat Harkabi’

Sionismo

enero 16, 2009

“Sería una ironía trágica si el Estado judío, que pretendía solucionar el problema del antisemitismo, se convirtiese en un factor del aumento del antisemitismo. Los israelíes deben ser conscientes de que el precio de su mala conducta no lo pagan solamente ellos, sino también los judíos de todo el mundo.”

Yehoshafat Harkabi, ex director del Servicio de Inteligencia de Israel

Ben Gurion

Hay quien dice que el nacimiento del Estado de Israel, en 1948, propició el renacimiento del antisemitismo. Se dice que la tradición del antisemitismo, ese oscuro fantasma nacido del dogma católico de “los judíos mataron a Cristo” y que llevó a los europeos a verlos como responsables de todos los males a través de la Historia, podría haber quedado sepultado e incluso muerto tras los horrores del Holocausto nazi.

Pero eso nunca ocurrió. El Holocausto sirvió para dar alas al sionismo y materializar una utopía que de otro modo quizá nunca se hubiera cumplido: la creación de una patria judía en pleno mundo árabe. Las principales potencias, en primer lugar Gran Bretaña y luego USA, permitieron que el sionismo se saliese con la suya, como dijo Balfour, “con razón o sin ella”

Lo primero es diferenciar claramente judaísmo y sionismo. El conocimiento de la diferencia entre ambos términos es la clave para comprender por qué es perfectamente posible ser antisionista sin ser de ninguna manera antisemita. Para comprender que la falsa acusación de antisemitismo es el chantaje que utiliza el sionismo con la excusa del Holocausto para silenciar cualquier crítica contra Israel. Para entender por qué es erróneo culpar a todos judíos de los crímenes de unos pocos.

El judaísmo es una religión de judíos (no de “los judíos”, porque no todos los judíos son religiosos) y se centra en una serie de principios éticos y valores morales. Es la más antigua de las tres “religiones del libro” (judaísmo, cristianismo e islam) y la menor en número de fieles.

El sionismo es una ideología laica y colonialista que en 1948, haciendo uso principalmente del terrorismo y la limpieza étnica, creó un Estado para algunos judíos en el interior del mundo árabe. Aplicado en la práctica, el sionismo se ha convertido en una burla los principios éticos y los valores morales del judaísmo, principios y valores que en realidad desprecia. Por dicha razón, los judíos más religiosos (o ultraortodoxos) dicen que “el sionismo está destruyendo el judaísmo”.

Judios ultraortodoxos marchan junto a palestinos en Jerusalén

Judíos ultraortodoxos marchan junto a palestinos en Jerusalén

El antisemitismo está en auge. Un número creciente de gentiles de clase media y alta empiezan a mostrar a puerta cerrada su antipatía hacia los judíos, culpándoles de los problemas del mundo y acusándoles de mover los hilos tras la cortina. Y esa antipatía ha aumentado debido a la arrogancia de poder de Israel y a la correcta percepción de Israel como el opresor. Y cuanto más aparente resulte que Israel es el obstáculo para la paz que la mayoría de los palestinos y otros árabes y musulmanes pudiesen aceptar, más crecerá esta antipatía, con el peligro real de que estalle y se manifieste como antisemitismo violento.

Israel, el retoño del sionismo, se ha convertido en su peor enemigo y en una amenaza no sólo para la paz de la región y el mundo, sino también para los intereses de los judíos de cualquier parte y para la integridad moral del judaísmo. Es razonable decir que los judíos del mundo tienen un dilema, reafirmar o ratificar su compromiso con el judaísmo y renunciar al sionismo, o reafirmar su compromiso con el sionismo y renunciar a judaísmo.

Israel no es hija de las víctimas del Holocausto. Tampoco es hija del judaísmo. Israel no es ni más ni menos que el cáncer que poco a poco se extiende, amenazando a los judíos de todo el mundo con la metástasis y la destrucción.

Basado en un artículo de Alan Hart

Relacionados:

Falsos mitos sobre el conflicto en Palestina

El cuento del sionismo y la invención del pueblo judío