Sabra y Chatila: 25 años de infamia

En ese momento el general Amir Drori telefoneó a Ariel Sharon y le anunció: “Nuestros amigos están entrando en los campos. Hemos coordinado su entrada”. A lo que Sharon respondió: “¡Enhorabuena! Se aprueba la operación de nuestros amigos”.

Sabra y Chatila

Eran algo más de las cinco de la tarde del 16 de septiembre de 1982. Los campos de refugiados de Sabra y Chatila, a las afueras de Beirut, llevaban toda la mañana siendo bombardeados y tiroteados. Entonces más de 150 hombres de la Milicia Falangista Libanesa (de inspiración católica y cuyo nombre se debe a Falange Española) fueron autorizados por el ejército israelí para entrar en los campos, en los que supuestamente se escondían algunos miembros importantes de la OLP. Durante las siguientes 40 horas la milicia Falangista violó, asesinó e hirió a una gran cantidad de civiles desarmados, la mayoría de ellos niños, mujeres y ancianos.

El ejército israelí tenía pleno conocimiento de lo que estaba ocurriendo en los campos hasta la mañana del sábado 18 de septiembre de 1982 y sus dirigentes estaban en continuo contacto con los jefes de la milicia que estaban perpetrando la masacre. Sin embargo, no intervino en ningún momento. En vez de ello, impidió a los civiles escapar de los campos e iluminó estos durante toda la noche con focos lanzados desde sus helicópteros.

La cifra de víctimas fluctúa entre 700 (la cifra oficial israelí) y 3.500 (en al investigación realizada por el periodista israelí Amnon Kapeliouk). Nunca se podrá determinar la cifra exacta porque además de las aproximadamente mil personas enterradas en fosas comunes por el Comité Internacional de la Cruz Roja o en los cementerios de Beirut por sus familiares, una gran cantidad de cuerpos quedaron sepultados bajo edificios derribados con bulldozers por los propios miembros de la milicia. También cientos de personas fueron sacadas vivas de los campos en camiones, especialmente durante el 17 y 18 de septiembre, hacia destinos desconocidos y nunca regresaron.

Debido a la presión mediática y a la condena de la ONU (resolución 521), que calificó la masacre como “acto de genocidio”, la Knesset nombró una comisión de investigación que concluyó que el ministro de Defensa [Ariel Sharon] era personalmente responsable de la masacre. Sharon dimitió de su cargo de ministro de Defensa, pero permaneció en el gobierno como ministro sin cartera. En 1984 sería nombrado ministro de Comercio e Industria y, tras once años controlando otras carteras, en 2001 sería nombrado Primer Ministro, cargo que desempeñó hasta enero de 2006, cuando cayó en estado de coma vegetativo. Fue acusado de genocidio por el Tribunal Internacional de Bélgica, pero se acabó desestimando el caso.

Por su parte, y a diferencia de Sharon, el falangista Elie Hobeika, considerado el responsable material de la matanza, nunca fue acusado en un tribunal, ni en su país ni en Europa, ni se le siguió asociando a Sabra y Chatila, lo cual le permitió desempeñarse como ministro en el gobierno libanés en los años 90, hasta que un atentado con coche bomba en Beirut le costó la vida en enero de 2002.

Uno de los crímenes más miserables del siglo XX sigue en el olvido. Cuando no se niega. Sus responsables no han sido condenados, aunque a los dos principales, de manera diferente, les ha alcanzado la Justicia. Pero las víctimas siguen sin tener un mínimo reconocimiento, Sharon no es recordado como un criminal de guerra y Occidente sigue viendo a Israel como la hija de las víctimas del Holocausto nazi. Se critica a Hamás, a Siria y a todo el mundo árabe, pero se honra a Ehud Olmert, la mano derecha de Sharon.

Según las cifras de Amnon Kapeliouk, en Sabra y Chatila murieron más personas que en World Trade Center 19 años después. 527 más, a lo que habría que sumar violaciones, torturas y el hecho de que fue un crimen racista (Sharon lo calificó en varias ocasiones como “limpieza”). Bombardeamos e invadimos países por la mañana de aquel 11 de septiembre, pero llevamos un cuarto de siglo echando tierra sobre aquellos sangrientos días de 1982. Como dijo Chomsky, “no hay más moralidad en los asuntos mundiales de la que había en los tiempos de Gengis Khan”.

Anuncios

Etiquetas: , ,

11 comentarios to “Sabra y Chatila: 25 años de infamia”

  1. Aurelio Blanco Says:

    Tanto como Gengis Khan, él saqueaba y le daba lo mismo reconocerlo. Era un bárbaro sanguinario, pero no un hipócrita. EE.UU. o Israel hacen cosas como esta y luego mienten y engañan. En resumen, ahora es aún peor.

  2. Marcos Says:

    Los palestinos tampoco son santos. Existió Sabra Y Chattila, pero también Munich, el Septiembre Negro en Jordania, los cohetes Kasam y tantos autobuses en Tel Aviv. A veces al terrorismo hay que contestarle con mano dura.

  3. Karim Says:

    Palestina ha utilizado el terrorismo en ocasiones, pero el Estado Sionista también. Fueron terroristas israelíes los que cometieron el primer secuestro aéreo de la historia. Es Israel el que asesina a ancianos lanzando misiles desde aviones de guerra. Es Israel el que humilla y tortura (cuando no mata) a civiles inocentes en puestos de control o en sus propias casas. Es Israel quien construye muros entre los hermanos, entre los niños y las escuelas, entre los enfermos y los hospitales, entre los trabajadores y sus trabajos. Es Israel el que asfixia al pueblo palestino mientras juega a ser la eterna víctima de la Segunda Guerra Mundial. Y es la comunidad internacional la que ha perdonado el genocidio de Sabra y Shatila, es la comunidad internacional la que no tiene en cuenta los crímenes israelíes pero condena ferozmente el más mínimo desliz palestino. La inmensa mayoría del pueblo palestino solo desea vivir en paz y libertad en su propia tierra, y no subyugado a un poder extranjero que practica el terrorismo de Estado. Creo que es lo que cualquiera desearía.

    Con mis mejores deseos de justicia y libertad para el pueblo de Palestina,

    Karim

  4. Mario Luis Says:

    Los palestinos vienen siendo usados por los musulmanes que querian generar un conflicto desde 1948. Si en aquel entonces los palestinos hubieran aceptado la resolucion de las Naciones Unidas hoy habria dos paises vecinos trabajando juntos por el bienestar de ambos pueblos. Pero, se dejaron llevar – primero – por Siria, Jordania y Egipto que le declararon la guerra al nuevo Estado declarado por las Naciones Unidas y perdieron. Jordania y Egipto antes habian despreciado a los palestions como los parientes pobres y despues les mandaron a Yasser Arafat , ingeniero nacido en El Cairo para que les robara miles de millones de dolares de la ayuda internacional y que hoy disfruta su joven viuda en Paris. Los palestinos algun dia van a darse cuenta y van a progrsar junto a su pais vecina, complementandose en lugar de pelear una lucha que nunca van a ganar. La paz es el mejor camino, no el Hamas.

  5. Menos lobos Says:

    Según el informe de la Cruz Roja, los muertos fueron 328 palestinos varones, 15 mujeres y 20 niños, además de 109 libaneses, 21 iraníes, 7 sirios, 3 pakistaníes y 2 argelinos. O sea, como el 11 S, más o menos.

  6. Diego Says:

    La cifra de víctimas fluctúa entre 700 (la cifra oficial israelí) y 3.500 (en al investigación realizada por el periodista israelí Amnon Kapeliouk). La policía libanesa reconoció 460 muertes, los servicios secretos israelíes, entre 700 y 800, y Cruz Roja unos 2.400.

    Yo puedo probar mis datos, no tienes más que pedirlo. Pero sería un detalle que contaras de dónde sale tu “informe de la Cruz Roja”. ¿Tienes algún link, o algo?

    Más de 2000 personas fueron asesinadas del 16 al 18 de septiembre de 1982, la mayoría a hacha y cuchillo. Ni los supervivientes ni los familiares de las víctimas tuvieron derecho a una investigación. Israel nunca pidió perdón. Y ahora tú te atrevas a negar la muerte de miles de personas

  7. Estupefacta Says:

    Así me quedo, cuando veo cómo por la boca muere el pez que muerde el anzuelo de la ideología fascista, de profundo conservadurismo judeocristiano que se cree ombligo del mundo frente a las herencias culturales/civilizatorias de los otros pueblos de la humanidad. Incapaces de ver con ojo crítico las propias personalidades deformadas de sus próceres de la historia y los muchos delitos cometidos por sus delirios de expansión civilizatoria. Estupefacta, me quedo también ante la resistencia a querer verse así mismos, con todos los elementos maladaptantes de los que adolecete todo sistema social, y los muchos vericuetos discursivos e ideológicos que se pueden recorrer con tal de no dar la razón a la evidencia. Se puede tratar de construir la historia colectiva con la imposición de la visión de los vencedores, pero la historia de la humanidad se escribe con muchas voces, porque el mundo es polífono y a través de las fisuras, en las zonas intersticiales se cuelan la evidencias incluso de las voces de los más débiles, de los vencidos, de los silenciados: unas delicatessen para los sibaritas que se atreven a indagar en los caminos del conocimiento.

  8. Jimbo Says:

    Hobeika ministo, Sharon jefe de gabinete. Unos 3.500 muertos y la hipocresía humana sigue su curso sin vacilar ante nada, sin pausa ante la búsqueda salvaje y desmesurada de poder, poder y poder.
    Pero a veces me gusta pensar que hay algo por encima de nuestras cabezas de serrín, algo que equilibra un poco la macabra balanza y revienta en pedazos a Hobeika y hace de Sharon un muerto viviente.

  9. Gerda Asmar Says:

    Está haciendo un trabajo genial.

  10. EN PRESENCIA DE LA AUSENCIA, de Mahmud Darwix « Tot és una mentida Says:

    […] històrics de l’imaginari palestí: expulsió del seu poble, Deir Yassin, condemnes a presó, Sabra i Chatila, Acords d’Oslo de […]

  11. Juan Carlos Says:

    He visitado varios sitios que hablan de las matanzas efectuadas por los israelies contra los palestinos arabes y en todas algun/a sionista niega con total impudiocia lo evidente.Lo he puesto en otros sitios : el sionismo
    es una gigantesca y poderosa asociacion ilicita ,sus componentes deberian estar presos. Viva Palestina Arabe Indivisa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: