Archive for the ‘Europa’ Category

Vergüenza

junio 20, 2008

Vergüenza. Me da vergüenza ser europeo. Me da vergüenza ser ciudadano de una Unión que ilegaliza seres humanos por haber nacido en países subdesarrollados. Una Unión que predica la libertad de circulación de mercancías y finanzas pero que crea muros y encarcela sin juicio a los hombres que tratan de circular libremente. Una Unión ávida de riquezas y de poder que se atreve a contradecir los Derechos Humanos e incluso su propia legislación, ya que el Convenio Europeo de Extradición del Consejo de Europa, aprobado por los 27 países miembros, limita a 40 días los plazos de retención provisional.

Me da vergüenza que los mismos europeos que emigraron y fueron acogidos aprueben esa Directiva. Que aquellos cuyos antepasados expoliaron el mundo durante el colonialismo y luego dilapidaron las riquezas robadas en guerras internas y externas tengan ahora el atrevimiento de cerrar sus puertas a las víctimas de la historia de Europa y del capitalismo.

Los que tenían que estar prohibidos, los que deberían estar encarcelados mucho más de 18 meses, son los 369 eurodiputados que el día 18 votaron a favor del racismo, el egoísmo y el retroceso, negando los fundamentos de la libertad, los Derechos Humanos y la democracia. Me da vergüenza que, supuestamente, esa gentuza sea mi representante ante los pueblos del mundo.

Y sobre todo, me da vergüenza pertenecer a una sociedad que se indigna cuando ve la bajeza de sus políticos en el telediario, pero que a los diez segundos cambia de canal y sigue su vida como si no hubiera pasado nada.

Anuncios

A propósito de la “directiva retorno” de la UE

junio 20, 2008

Carta abierta de Evo Morales

Hasta finales de la Segunda guerra mundial, Europa fue un continente de emigrantes. Decenas de millones de Europeos partieron a las Américas para colonizar, escapar de las hambrunas, las crisis financieras, las guerras o de los totalitarismos europeos y de la persecución a minorías étnicas. Hoy, estoy siguiendo con preocupación el proceso de la llamada “directiva retorno”. El texto, validado el pasado 5 de junio por los ministros del Interior de los 27 países de la Unión Europea, tiene que ser votado el 18 de junio en el Parlamento Europeo. Siento que endurece de manera drástica las condiciones de detención y expulsión a los migrantes indocumentados, cualquiera sea su tiempo de permanencia en los países europeos, su situación laboral, sus lazos familiares, su voluntad y sus logros de integración.

A los países de América Latina y Norteamérica llegaron los europeos, masivamente, sin visas ni condiciones impuestas por las autoridades. Fueron siempre bienvenidos, Y. lo siguen siendo, en nuestros países del continente americano, que absorbieron entonces la miseria económica europea y sus crisis políticas. Vinieron a nuestro continente a explotar riquezas y a transferirlas s Europa, con un altísimo costo para las poblaciones originales de América. Como en el caso de nuestro Cerro Rico de Potosí y sus fabulosas minas de plata que permitieron dar masa monetaria al continente europeo desde el siglo XVI hasta el XIX. Las personas, los bienes y los derechos de los migrantes europeos siempre fueron respetados.

Hoy, la Unión Europea es el principal destino de los migrantes del mundo lo cual es consecuencia de su positiva imagen de espacio de prosperidad y de libertades públicas. La inmensa mayoría de los migrantes viene a la UE para contribuir a esta prosperidad, no para aprovecharse de ella. Ocupan los empleos de obras públicas, construcción, en los servicios a la persona y hospitales, que no pueden o no quieren ocupar los europeos. Contribuyen al dinamismo demográfico del continente europeo, a mantener la relación entre activos e inactivos que vuelve posible sus generosos sistemas de seguridad social y dinamizan el mercado interno y la cohesión social. Los migrantes ofrecen una solución a los problemas demográficos y financieros de la UE.

Para nosotros, nuestros migrantes representan la ayuda al desarrollo que los Europeos no nos dan – ya que pocos países alcanzan realmente el mínimo objetivo del 0,7% de su PIB en la ayuda al desarrollo. América Latina recibió, en 2006, 68.000 millones de dólares de remesas, o sea más que el total de las inversiones extranjeras en nuestros países. A nivel mundial alcanzan 300.000 millones de dólares, que superan a los 104.000 millones otorgados por concepto de ayuda al desarrollo. Mi propio país, Bolivia, recibió mas del 10% del PIB en remesas (1.100 millones de dólares) o un tercio de nuestras exportaciones anuales de gas natural.

Es decir que los flujos de migración son benéficos tanto para los Europeos y de manera marginal para nosotros del Tercer Mundo ya que también perdemos a contingentes que suman millones de nuestra mano de obra calificada, en la que de una manera u otra nuestros Estados, aunque pobres, han invertido recursos humanos y financieros.

Lamentablemente, el proyecto de “directiva retorno” complica terriblemente esta realidad. Si concebimos que cada Estado o grupo de Estados puede definir sus políticas migratorias en toda soberanía, no podemos aceptar que los derechos fundamentales de las personas sean denegados a nuestros compatriotas y hermanos latinoamericanos. La “directiva retorno” prevé la posibilidad de un encarcelamiento de los migrantes indocumentados hasta 18 meses antes de su expulsión -o “alejamiento”, según el término de la directiva. ¡18 meses! ¡Sin juicio ni justicia! Tal como esta hoy el proyecto de texto de la directiva viola claramente los artículos 2, 3, 5, 6, 7, 8 y 9 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. En particular el artículo 13 de la Declaración reza:

“1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.

2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país”.

Y, lo peor de todo, existe la posibilidad de encarcelar a madres de familia y menores de edad, sin tomar en cuenta su situación familiar o escolar, en estos centros de internamientos donde sabemos ocurren depresiones, huelgas de hambre, suicidios. ¿Cómo podemos aceptar sin reaccionar que sean concentrados en campos compatriotas y hermanos latinoamericanos indocumentados, de los cuales la inmensa mayoría lleva años trabajando e integrándose? ¿De qué lado esta hoy el deber de ingerencia humanitaria? ¿Dónde está la “libertad de circular”, la protección contra encarcelamientos arbitrarios?

Paralelamente, la Unión Europea trata de convencer a la Comunidad Andina de Naciones (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) de firmar un “Acuerdo de Asociación” que incluye en su tercer pilar un Tratado de Libre Comercio, de misma naturaleza y contenido que los que imponen los Estados Unidos. Estamos bajo intensa presión de la Comisión Europea para aceptar condiciones de profunda liberalización para el comercio, los servicios financieros, propiedad intelectual o nuestros servicios públicos. Además a título de la protección jurídica se nos presiona por el proceso de nacionalización del agua, el gas y telecomunicaciones realizados en el Día Mundial de los Trabajadores. Pregunto, en ese caso ¿dónde está la “seguridad jurídica” para nuestras mujeres, adolescentes, niños y trabajadores que buscan mejores horizontes en Europa?

Promover la libertad de circulación de mercancías y finanzas, mientras en frente vemos encarcelamiento sin juicio para nuestros hermanos que trataron de circular libremente. Eso es negar los fundamentos de la libertad y de los derechos democráticos.

Bajo estas condiciones, de aprobarse esta “directiva retorno”, estaríamos en la imposibilidad ética de profundizar las negociaciones con la Unión Europea, y nos reservamos del derecho de normar con los ciudadanos europeos las mismas obligaciones de visa que nos imponen a los Bolivianos desde el primero de abril de 2007, según el principio diplomático de reciprocidad. No lo hemos ejercido hasta ahora, justamente por esperar buenas señales de la UE.

El mundo, sus continentes, sus océanos y sus polos conocen importantes dificultades globales: el calentamiento global, la contaminación, la desaparición lenta pero segura de recursos energéticos y biodiversidad mientras aumenta el hambre y la pobreza en todos los países, fragilizando nuestras sociedades. Hacer de los migrantes, que sean documentados o no, los chivos expiatorios de estos problemas globales, no es ninguna solución. No corresponde a ninguna realidad. Los problemas de cohesión social que sufre Europa no son culpa de los migrantes, sino el resultado del modelo de desarrollo impuesto por el Norte, que destruye el planeta y desmiembra las sociedades de los hombres.

A nombre del pueblo de Bolivia, de todos mis hermanos del continente regiones del mundo como el Maghreb, Asia y los países de Africa, hago un llamado a la conciencia de los líderes y diputados europeos, de los pueblos, ciudadanos y activistas de Europa, para que no se apruebe e1 texto de la “directiva retorno”.

Tal cual la conocemos hoy, es una directiva de la vergüenza. Llamo también a la Unión Europea a elaborar, en los próximos meses, una política migratoria respetuosa de los derechos humanos, que permita mantener este dinamismo provechoso para ambos continentes y que repare de una vez por todas la tremenda deuda histórica, económica y ecológica que tienen los países de Europa con gran parte del Tercer Mundo, que cierre de una vez las venas todavía abiertas de América Latina. No pueden fallar hoy en sus “políticas de integración” como han fracasado con su supuesta “misión civilizatoria” del tiempo de las colonias.

Reciban todos ustedes, autoridades, europarlamentarios, compañeras y compañeros saludos fraternales desde Bolivia. Y en particular nuestra solidaridad a todos los “clandestinos”.

Evo Morales Ayma

Presidente de la República de Bolivia

____________________________________________________

La Directiva de la Vergüenza fue aprobada por el Parlamento Europeo el 18 de junio de 2008 con 369 votos a favor, 197 en contra y 106 abstenciones. Sólo resta que el Consejo la apruebe en julio para que entre en vigor. Establece criterios comunes para la expulsión de inmigrantes y su retención hasta 18 meses mientras se tramita la orden. Supondrá la deportación sin garantías de ocho millones de personas, que no podrán regresar a la UE en cinco años.

La Universidad no es un negocio

mayo 21, 2008

Si no estás en la universidad no tendrás muy claro qué es el Proceso de Bolonia. Y si estás en la universidad, puede que tampoco. La desinformación es total, porque es mejor que no sepamos lo que significa Bolonia. Tanto PP como PSOE están totalmente de acuerdo con el proceso, y los medios solo dan cobertura a las protestas para ridiculizarlas. Además, la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de las Universidades Públicas (CREUP), ha fijado su postura oficial en la aceptación del proceso, porque “viene impuesto”. No existe, por tanto, una conciencia social clara sobre el Proceso de Bolonia, ya que tanto unos como otros prefieren que pase desapercibido y se disfrace de la mejor forma posible.

El Proceso o Declaración de Bolonia es el nombre que se da a la firmade los ministros de educación de la UE del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) en 1999, en Bolonia (Italia), que significó el comienzo del llamado Proceso de Convergencia Europea. Acaba con el modelo actual de Universidad, pues se eliminan Diplomaturas y Licenciaturas, creándose los nuevos Grados y Posgrados (Máster y Doctorado). Resumiendo, el Plan Bolonia es la mayor amenaza jamás hecha a la Universidad Pública.

Desde el curso 2008/2009 se podrán ofertar títulos de Grado, pero no será hasta 2010/2011 cuando no se puedan ofertar plazas de nuevo ingreso para titulaciones del modelo actual. Sin embargo, hace tiempo que las protestas han comenzado, destacando el encierro de los estudiantes de Filosofía de la Universidad Complutense y la huelga general y la manifestación contra Bolonia del 8 de mayo en Madrid.

¿Por qué decir NO a Bolonia?

  • Dejarán de existir las Becas tal y como las conocemos, apareciendo las Becas-Préstamo (préstamos bancarios a devolver con intereses). Es decir, ya no serán becas, sino hipotecas.
  • De los cuatro años de duración del Grado, tan solo año y medio será de formación específica relacionada con la titulación, perdiéndose las atribuciones profesionales que actualmente garantizan Diplomaturas y Licenciaturas, reduciéndose así las posibilidades de acceder a un mercado laboral de calidad.
  • Se establecerá la obligatoriedad de trabajo durante unas 40 horas semanales, de las cuales solo 10 serán lectivas, lo que imposibilitará compaginar el estudio con el trabajo.
  • El Grado servirá de introducción y adaptación al mercado laboral, y será coparable a la actual FP, estando orientado al ejercicio de actividades profesionales y a la fabricación de trabajadores precarios que obtendrán una formación general, básica y poco especializada, y que se verán sometidos a las exigencias de movilidad en territorio europeo que las empresas requieren.
  • Para obtener el Grado, se necesitará un año de prácticas en empresas o instituciones. Es decir, un año de trabajo no remunerado para poder acceder al título.
  • Para recibir una educación de mayor calidad será necesario pagar un Posgrado, de carácter elitista al ser su precio entre 3 y 6 veces superior al de las actuales carreras universitarias. El precio se establecerá exclusivamente en base a su coste, sin tener en cuenta la capacidad económica de los ciudadanos.
  • La Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), guiada por criterios de rentabilidad y atendiendo a intereses empresariales, decidirá que carreras se podrán o no estudiar. La Universidad dejará de estar al servicio del conocimiento para depender únicamente del interés empresarial.
  • La Universidad será concebida como una empresa, como un negocio más del sector servicios, convirtiendo así al conocimiento en mercancía y a los alumnos en clientes.
  • La investigación científica en las uiversidades pasará a estar guiada por criterios estrictamente empresariales, por lo que será abandonada cualquier tipo de investigación que no sea económicamente rentable.
  • Como consecuencia, se acentuarán las diferencias sociales entre quienes puedan pagar el acceso a una educación superior con el Posgrado.

Bolonia no es el único modelo posible como marco universitario europeo. Los ciudadanos de la UE, y no sus gobiernos, han de impulsar un modelo universitario común acorde al siglo XXI, que no signifique volver a los años cuarenta y no genere desigualdad. Un modelo que va a transformar por completo el sistema educativo debe ser aprobado con un debate público, y no a oscuras y por la decisión impositiva de los dirigentes de la Unión Europea.

Estamos obligados a oponernos, a plantear un modelo alternativo de progreso, que garantice el acceso y la formación de todos, cuyo objetivo sea transmitir conocimientos y no crear esclavos. Estamos obligados a oponernos a la privatización de la enseñanza, a la mercantilización de la cultura y el desarrollo humano. Debemos promover un modelo que cree una sociedad de futuro, consciente y libre de salvajes desequilibrios sociales. No es fácil, pero es posible. En Grecia, tras las multitudinarias protestas ciudadanas, se ha conseguido frenar el avance del Proceso de Bolonia.

La playa sigue bajo los adoquines

mayo 21, 2008

El fantasma de mayo del 68 recorre Europa. Se cumplen cuarenta años desde aquella primera generación de jóvenes rebeldes, calificados como héroes por algunos y como niñatos burgueses por otros. Hace casi un año escribí en este blog sobre el los móviles y el desarrollo del mayo francés (Mayo del 68, o cómo una revolución se quedó en nada). Ahora toca hablar sobre las consecuencias. ¿Significó algo el 68, realmente cambió algo? ¿O solo fue un rayo de luz en la oscuridad, con un par de fotos y carteles como único legado?

El 68 fue algo, algo grande. El inicio de un cambio. Existe la idea generalizada de que fue una revolución y que se desarrolló solo en Francia, pero no es cierto. En la primavera del 68, la juventud cambió su conciencia. Dejó de ser un grupo de señoritos de clases acomodadas para convertirse en ciudadanos críticos con el sistema. La universidad les permitió darse cuenta de la opresión de la sociedad occidental burguesa y capitalista. Comenzaron entonces una serie de “revueltas estudiantiles” frente al sistema, y no una revolución en el sentido marxista del término. Por supuesto, no se limitó a las calles del Barrio Latino. Los sucesos de París están intímamente conectados con muchos otros, como el nacimiento del movimiento hippie en California, la matanza de Tlaetelolco en Ciudad de México o la Primavera de Praga. Como escribió Chomsky en un artículo a primeros de mes, “1968 fue un momento emocionante dentro de un movimiento mucho más extenso”.

SIn 1968 las masas occidentales no se habrían dado cuenta de su poder real, de su capacidad para cambiar el devenir de los hechos. Sin 1968 quizá Estados Unidos no se habría retirado de Vietnam en 1973, sin 1968 no existiría un movimiento de solidaridad internacional, sin 1968 la Guerra de Iraq no se habría convertido en el primer conflicto bélico en el que se produjeron manifestaciones en contra antes de su mismísimo comienzo. Probablemente, sin 1968 los estudiantes de Filosofía de la Complutense no se habrían encerrado en su Facultad como protesta ante el Plan Bolonia.

Pero, como respuesta a las revueltas del 68 y de los años siguientes, surgió una contrarrevolución. La Comisión Trilateral de EEUU habló de “una crisis de la democracia” debido a la excesiva participación de las masas. Se suponía que las masas debían ser pasivas, no se escuchaban sus voces y no podían entrar en la escena pública. Cuando lo hicieron, el hecho se calificó de «exceso de democracia» y se temió que esas manifestaciones ejercieran demasiada presión sobre el sistema. Se hizo un llamamiento a la moderación en la democracia y al retorno a la pasividad, señalando que “las instituciones encargadas del adoctrinamiento”, como las escuelas y las iglesias, no estaban haciendo bien su trabajo y debían hacerlo de forma más agresiva.

Con los 80 llegó la revolución neoliberal. Tras haber sido probadas en el Chile de Pinochet, las políticas neoliberales fueron férreamente aplicadas por Reagan y Thatcher. Las liberalizaciones económicas, el anticomunismo febril y la represión brutal de las huelgas se convirtieron en el pan de cada día. Con la caída de la URSS, la situación no hizo sino empeorar. El neoliberalismo se convirtió prácticamente en la única política económica, apareció la globalización y el Estado del Bienestar inició un proceso de desmantelamiento que aún continúa. Estados Unidos se convirtió en el policía del mundo, en la única superpotencia, ante la que solo cabe doblegarse o ser incluido en el “Eje del Mal”.

Y a pesar de todo, el espíritu del 68 sigue vivo. El Foro Social Mundial se celebra cada año, los movimientos antiglobalización cobran cada vez más fuerza, nos seguimos manifestando contra la guerra y contra la mercantilización de los derechos del pueblo. Por muchos adoquines que pongan, la playa sigue estando debajo.

Hipocresía ante Dublín

mayo 16, 2008

La semana que viene se celebrará la Conferencia de Dublín, en la que el borrador del tratado de prohibición de bombas de racimo será ratificado. Será la última cita del Proceso de Oslo, en la que se intentará lograr un tratado que acabe con la fabricación y uso de las bombas de racimo.

Sin embargo, todo hace prever la firma de un tratado parcial y diluido. Países como Dinamarca, Francia o Reino Unido intentarán salvar de la prohibición a las bombas de dispersión más modernas, que califican de “más seguras”. Reino Unido ya ha anunciado que seguirá usando dos modelos de bombas de racimo: la M85, una artillería de diseño israelí cuyas municiones están diseñadas para autodestruirse, y la CRV7 que se equipan en los helicópteros Apache británicos. El ejército británico usó las M85 en Basora durante la invasión de Iraq. Tamabién fueron utilizadas por las fuerzas israelíes en Líbano durante 2006, quienes dispararon el mayor número de bombas de racimo jamás registrado en 72 horas.

España mantiene sus reservas, decidida a proteger la postura de las empresas armamentísticas. Lo irónico es que la “Ley de control del comercio exterior de material de defensa y doble uso”, aprobada el año pasado, obliga al Gobierno a promover los tratados internacionales en contra de “todos los tipos” de bombas de racimo, según el texto.

En la última reunión que mantuvieron Greenpeace y Fundació per la Pau con el Gobierno, los responsables del Ministerio de Exteriores les trasladaron que su pretensión era promover un tratado blando “para obtener el máximo consenso internacional posible”. No es más que una puerta abierta a un tipo de bombas de racimo, que supone la continuidad de su uso.

No hay bombas de racimo buenas o malas. Que les vayan con ese cuento a los niños de Líbano, obligados a vivir entre más de un millón de artefactos sin detonar. Que les vayan con ese cuento a los millones de muertos y mutilados, a todas las familias destrozadas. Que les digan que importan más nuestras empresas armamentísticas que sus vidas.

__________________________________________________________

Más información

Di no a las bombas de racimo (blog oficial de la campaña)

La Declaración de Wellington

La blogosfera derrota a las bombas de racimo

La prensa danesa vuelve a publicar las caricaturas de Mahoma

febrero 13, 2008

Imagínense que un comando de ETA que planeaba un atentado en Madrid es detenido. E imagínense también que al día siguiente los principales periódicos del país publicasen el titular: “Me cago en los putos vascos”. Esto es, cambiando los protagonistas, lo que ha pasado en Dinamarca.

Tras la detención ayer de tres presuntos terroristas que según fuentes policiales planeaban asesinar al dibujante de aquellas caricaturas de Mahoma que hace casi tres años desataran la polémica en todo el mundo, varios diarios daneses han vuelto a publicar hoy la caricatura en la que el profeta del Islam lleva una bomba por turbante.

Reaccionan así a lo que consideran “un intento de atentado contra la libertad de expresión” de “las fuerzas islámicas antidemocráticas”. Como respuesta a un posible ataque al dibujante Kurt Westergaard por parte de tres individuos aislados, insultan a 1500 millones de creyentes musulmanes en todo el mundo. Es la generalización estúpida de siempre, la insensatez mayúscula de que “todos los musulmanes son terroristas”.

Ya fue poco prudente publicar esas caricaturas una vez. Pero volver a hacerlo después de la crisis mundial que desataron, después de oleadas de protestas y más de un centenar de muertos, es temerario. Esta respuesta en caliente, sin pararse no ya a pensar en las consecuencias sino simplemente a recordarlas, dice muy poco en favor del periodismo danés.

Es meter el dedo en la llaga, es la filosofía de bombardear un país entero porque en él hay un terrorista. Es injusto, es irresponsable y, sobre todo, es muy triste.

Europa a los pies de EEUU

julio 3, 2007

Europa acepta que la administración Bush investigue la ideología y las creencias de las personas que pretendan viajar a EEUU

inSurGente (J.L).- En el marco de su estrategia de lucha contra las libertades, Estados Unidos exigirá a las compañías aéreas, 72 horas antes del despegue de los vuelos que se dirijan a territorio norteamericano procedentes de Europa, un total de 19 datos personales de sus pasajeros, según los términos del acuerdo al que han dado su visto bueno los Embajadores de los 27 Estados miembros de la Unión Europea. Muchos de esos datos violan claramente artículos de las constituciones de algunos países europeos. Si es usted comunista o musulman serán datos que la administración norteamericana conserve durante quince años, y lo convierte en sospechoso, al punto de impedirle la entrada a EEUU.

Agencias/ inSurGente.- La administración estadounidense almacenará estos datos durante un periodo de 15 años y la información “sensible” que pudiera derivarse de los 19 datos aportados por las compañías aéreas tendrá que destruirse en 30 días. El texto sobre el que hoy se han pronunciado los Embajadores tiene que ser ahora analizado en detalle por los Gobiernos y es previsible que sea ratificado el próximo 10 de julio por el Consejo Europeo.

Algunas delegaciones, como la alemana y la danesa, han pedido tiempo para que sus parlamentos nacionales se pronuncien. España defendió un marco de actuación comunitario que evitara acuerdos bilaterales con Estados Unidos.

El consenso ha sido urdido por el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Justicia, Libertad y Seguridad, Franco Frattini; el ministro alemán de Interior y actual presidente del Consejo, Wolfgang Schäuble; y el secretario de Estado norteamericano de Seguridad Interior, Michel Chertoff.

Cuando se sancione en el Consejo de Ministros se habrá puesto fin a la incertidumbre jurídica que planeó sobre las compañías aéreas después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea considerara ilegal el anterior marco normativo, firmado por la UE y Estados Unidos en 2004, después de los cambios legislativos que Washington acometió para reforzar lo qu e ellos denominan las medidas de seguridad y hacer frente a la amenaza terrorista tras el 11-S. La UE llegó a un acuerdo provisional el pasado mes de octubre que expiraba el próximo 31 de julio.

En la actualidad, las compañías aéreas ya están obligadas a proporcionar quince minutos después del despegue del avión 34 registros acerca de sus pasajeros, que ahora se reducen a 19 pero que en la práctica pueden ser bastantes más. Entre ellos figuran desde el nombre del pasajero hasta si viaja acompañado, pasando por la fecha de reserva del billete y la del viaje, si posee tarjeta de viajero frecuente, la agencia de viajes o agente que emitió el pasaje, número de asiento en el avión o información sobre si lleva o no equipaje.

Otra novedad es que las autoridades norteamericanas no podrán acceder directamente a los sistemas informáticos de las aerolíneas sino que tendrán que pedir los datos. No obstante, se amplía a todo el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos y no sólo a las Oficinas de Aduanas, el acceso a los mismos.

El texto especifica que, en el caso de que los datos “sensibles” –es decir, los que revelen origen étnico o racial, opinión política, creencias religiosas o filosóficas, afiliación a sindicatos e información sobre la salud o a la vida sexual del individuo– estén incluidos en esas diecinueve referencias que tienen que dar las compañías, el Departamento de Seguridad usará sistema automático de filtrado de los mismos y no usará esa información,dicen.

Además, a menos que se trate de un caso “excepcional”, esos datos se borrarán. En todo caso, si fuera necesario porque la vida de un pasajero o de otras personas corre peligro o daño, las autoridades norteamericanas podrían solicitar más datos, incluyendo los sensibles.

ACCESO RESTRINGIDO

Si fuera así, Washington restringiría el acceso y borraría la información transcurridos 30 días a partir del momento en que se usó y siempre que no fuera necesario mantenerla por exigencias legales. EEUU comunicará a la Comisión Europea en un plazo de 48 horas que se ha accedido a ese tipo de datos.

Los norteamericanos retendrán la información proporcionada por las aerolíneas en una base de datos activa durante siete años y luego pueden pasar a considerarse datos ‘durmientes’ durante ocho, periodo durante el cual sólo podrán utilizarse con autorización de un alto funcionario del Departamento de Seguridad y en caso de “riesgo o amenaza” identificable. Al final de este periodo de 15 años, se podrán borrar.

Queda por definir cuándo y quién destruirá los datos almacenados. Lo que sí se especifica es que los elementos relacionados con una investigación concreta permanecerán en la bases de datos hasta que el caso en cuestión se archive. Las autoridades norteamericanas revisarán en colaboración con la UE los efectos de estas reglas en las investigaciones llevadas a cabo en los próximos siete años.

En circunstancias normales los datos estarán en Estados Unidos 72 horas antes de la hora prevista para el despegue del aparato y a partir de ese momento podrían ir actualizándose si fuera necesario para garantizar la exactitud de los mismos. Estados Unidos ha cedido finalmente a la petición europea de que las autoridades policiales o judiciales de los Estados miembros afectados, y organismos como Europol y Eurojust, tengan acceso a los informes basados en los datos retenidos por las autoridades norteamericanas.

DERECHOS FUNDAMENTALES

En borrador del acuerdo incluye una parte declarativa en la que se deja claro el objetivo común de “prevenir y combatir” el terrorismo y el crimen trasnacional para proteger las respectivas sociedades democráticas y los valores comunes a ambos lados del Atlántico; se reconoce que compartir información es “un componente esencial” en la lucha contra el terrorismo y que, en ese contexto, el uso de los datos personales de los pasajeros es una “herramienta importante”.

Además, se resalta la importancia de combatir el terrorismo respetando al mismo tiempo los derechos fundamentales, especialmente el derecho a la intimidad. De igual forma, se indica que la legislación de Estados Unidos y de la UE en esta materia comparten “las mismas bases comunes” y que las diferencias en la aplicación de esos principios “no deben suponer un obstáculo para la cooperación” entre Washington y Bruselas.

(FUENTE: inSurGente)

Los europeos consideran a Estados Unidos “la mayor amenaza”

julio 3, 2007

La mayoría de los europeos considera que Estados Unidos constituye una amenaza más iNuclear Bushmportante para la estabilidad mundial que aquella que puede provenir de China, Irán, Irak, Corea del Norte o Rusia, reportó un sondeo.

La encuesta, publicada hoy por el diario británico Financial Times, relevó que 32 por ciento de las más de 5 mil personas consultadas en Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia y España estimó que Estados Unidos es la amenaza principal.

El estudio, realizado por el Instituto Harris, marca una tendencia registrada mes a mes en Europa sobre los riesgos para la estabilidad que implican las políticas estadounidenses.

Los europeos estimaron que China es el segundo país que pone en riesgo la estabilidad mundial, 19 por ciento, seguido por Irán (17), Irak (11), Corea del Norte (9) y Rusia (5).